¿Sueño a toda hora? Seguramente tu cansancio se deba a alguna de estas razones

Estrés, ansiedad, sedentarismo y malos hábitos alimenticios pueden ser alguno de los factores que hacen que el cansancio sea constante.


Por Barbi Alloatti
@barbialloatti
:: Argentina ::

Independientemente de las horas que dormimos y del buen sueño que conciliamos (que también es un factor importante para nuestro descanso), hay otras razones por las cuales podemos sentirnos con cansancio todo el día.

Especialmente en cuarentena, donde los horarios de sueño, alimentación y rutinas se vieron totalmente alterados, algunas variables pueden estar afectando considerablemente nuestra salud física y mental.

Es importante darle prioridad a todos aquellos factores que pueden marcar un buen descanso a la hora de dormir, y lograr adoptar hábitos necesarios para que el cansancio no nos gane durante todo el día.

Algunos factores que alteran cómo nos sentimos son físicos, como la deshidratación. Otros, son mentales, como el estrés y la ansiedad. Pero también hay otras variables que constituyen hábitos, como las horas de sueño, la alimentación y el sedentarismo.

Hábitos a tener en cuenta para descansar mejor

Cómo dormimos

Por lógica, la calidad de nuestro sueño afecta directamente a nuestro nivel de cansancio. Pero dentro de la idea de conciliar un buen sueño, hay muchas variables a tener en cuenta, especialmente en cuarentena.

Es que durante el período de confinamiento, muchas de las rutinas y horarios convencionales se vieron desdibujados. Las siestas se prolongaron, nos dormimos y despertamos mucho más tarde y salteamos comidas importantes del día.

Todo esto hace que nuestro cansancio sea mayor. Es importante lograr mantener el hábito de dormir al menos ocho horas al día y no acostarnos muy tarde. Además, las siestas no deberían durar más de 20 minutos para sentirnos más frescos.

Cómo nos alimentamos

En épocas donde las rutinas son completamente distintas, los hábitos alimenticios también se modificaron. La misma lógica del orden también aplica aquí: es necesario respetar las cuatro comidas diarias.

Asimismo, es importante que dediquemos el tiempo y energía a preparar un abundante y completo desayuno; que nuestras comidas sean variadas, incluyendo frutas, verduras, proteínas y varios colores en el mismo plato; y que la cena sea liviana para no acostarnos con pesadez.

El sedentarismo es el peor enemigo

Una vez más, si en tu ciudad aún están en período de confinamiento, se hace más difícil llevar una vida más activa, realizar actividad física y evitar el sedentarismo.

Es que permanecer todo el día encerrados, sentados frente a la computadora y sin hacer algún tipo de actividad representa un grave riesgo para nuestra salud.

Hay infinitos videos y rutinas deportivas para seguir en las redes sociales, es fundamental que nos hagamos el tiempo en el día para llevarlas a cabo, que sean acordes a nuestro estado físico y que tengamos el hábito de ejercitar (bailar, hacer deportes, tomar clases de yoga) a diario.

Factores físicos para estar con más energía

Deshidratación

La falta de agua puede ser un factor directo de nuestro cansancio. Aunque parezca extraño, la deshidratación puede ralentizar los procesos metabólicos y físicos de nuestro organismo, lo que provoca un cansancio notable.

Procura tomar mucha agua todos los días, esto también se convierte en un hábito necesario. Otras bebidas, como jugos azucarados, o incluso el café, que en una primera instancia "despiertan" al sistema, producen el efecto contrario al deshidratarlo.

Ejercicios

Las rutinas deportivas impactan directamente en el funcionamiento de nuestro cuerpo. Si bien una actividad física parece cansarnos en primer lugar, provoca una revitalización y activación de nuestro cuerpo para sentirnos con más energía durante el día.

Combinar una buena alimentación, ejercicio diario y mantener rutinas de sueño coherentes, es una fórmula exitosa para que el cansancio no esté presente gran parte del día.

Variables mentales que pueden afectar nuestro rendimiento

La salud física no es lo único a lo que hay que prestarle atención, ni tampoco es lo único que puede desencadenar una constante falta de energía.

El cansancio puede ser producto de nuestro estado emocional y de variables mentales que debemos tomar en cuenta para tener un mejor estilo de vida y mejorar nuestro estado de salud.

La ansiedad, el estrés y la depresión pueden ser factores que alteran nuestro sistema y producen desequilibrios y reacciones químicas en nuestro cerebro.

Esto impacta directamente en nuestro rendimiento a lo largo del día. Es importante no sólo cuidar la salud física, sino también la mental, y que si presentas síntomas fuertes además del cansancio producido por estos factores, consultes a un profesional.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram