Robo de Celular: ¿Cómo Prevenirlo?

Si bien es cierto que nadie está exento de experimentar este tipo de situaciones, sí que se pueden aplicar medidas para prevenir ser víctima del crimen común.

Con los avances de la tecnología móvil cada vez los celulares son más sofisticados, llamativos y de costo elevado. Adquirir un teléfono de alta gama o última generación aunque deseable requiere una gran inversión a la que no todos tienen acceso. Esto ha traído como consecuencia que en los últimos años se ha hecho más frecuente el robo de celular.

Más adelante se describen algunas medidas básicas de seguridad que cualquier persona puede aplicar para asegurar el celular. En estos dispositivos se encuentra la mayor parte de las agendas laborales, los contactos de negocios y muchos datos de gran relevancia personal.

Algo muy común en los casos de robo o incluso hurto de los celulares es que se encuentran a la vista y el alcance de cualquiera, por lo que en muchas situaciones la imprudencia del propio usuario facilita la ocurrencia del robo. Algunos casos incluso pueden llegar a tener como causa dejar el dispositivo en un sitio público sin supervisión alguna.

Se debe ser consciente de la forma y en dónde se utiliza el celular sin ningún tipo de precaución. No significa que debes volverte paranoico, pero sí tomar algunas medidas para minimizar la posibilidad de este hecho.

Algunas medidas para prevenir el robo del celular

  • No dejar el celular a la vista, no podrán robar algo que no se muestra. Es importante guardar el teléfono en un lugar de difícil acceso para los demás.

  • Evitar transitar por lugares considerados de alto riesgo. Generalmente los habitantes de una comunidad conocen cuales son los lugares considerados de alto riesgo, por lo que se recomienda ser precavidos y evitar usar el móvil si se está transitando por ellos.

  • Evitar utilizar el celular en espacios públicos que se consideran peligrosos. Por ejemplo no utilizar el teléfono en transportes públicos, lugares de gran afluencia de personas, plazas, cafés, transitando por calles o avenidas, ya que, se está completamente expuesto a la vista de los delincuentes. En algunas zonas se tiende más a la criminalidad, por lo que hay que estar atento al entorno.

  • Usar el celular solo en caso de emergencia, si se está en una zona con alta criminalidad.

  • Evitar usar el uso del celular mientras caminas. Esta es una de las situaciones más comunes hoy día, las personas van enfocadas en su celular y no se percatan de lo que sucede a su alrededor. Los delincuentes aprovechan este estado de distracción para elegir sus víctimas.

  • Utilizar manos libres en zonas de alta criminalidad, en caso de que se requiera hacer una llamada. Ser discreto, no alzar la voz y terminar rápidamente la conversación son medidas a tomar durante la llamada.

  • No hablar realizar llamadas mientras se conduce. Ésta modalidad de robo es una de las más frecuentes, muchos conductores acostumbran hablar por el celular cuando están conduciendo. Al parar en el semáforo o en puntos de intersección vial y se convierten en blanco fácil.

  • Usar contraseña para acceder al dispositivo. Todos los dispositivos poseen medidas básicas y adicionales de seguridad, que se pueden usar para impedir el acceso fácil a la información personal en caso de robo del celular. Lo más básico es configurar un patrón de desbloqueo y la contraseña numérica en la pantalla de inicial del celular. Para quienes deseen medidas más seguras, pueden optar por un equipo que disponga de reconocimiento facial, lector de huellas dactilares y reconocimiento por voz.

  • Cifrar la información. Esto se recomienda como medida extrema, ya que, es una medida que poseen algunos equipos que suelen estar dentro de las gamas altas de las marcas. En celulares de baja gama afecta significativamente el rendimiento.

  • Dentro de las opciones adicionales los distintos sistemas operativos disponen de software de seguridad avanzado que ayudan con la recuperación del celular. Se pueden instalar para localizar la ubicación del smartphone, tomar una foto de la persona que desea acceder a su teléfono, recuperar los datos de la agenda y contactos a través de la cuenta y bloquear el sistema del dispositivo hasta que el dueño lo recupere.

Todos están expuestos a este tipo de situaciones. Se debe considerar que las tres últimas recomendaciones son para evitar el acceso a la información del móvil una vez que este haya sido sustraído, pero si se aplican las recomendaciones de seguridad descritas se puede minimizar la posibilidad de robo del celular.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción