Es inminente la creación de un “Santo Grial” en el almacenaje de energías renovables y limpias.

El Departamento de Energía de los Estados Unidos cree que estamos a pocos años de cambiar el paradigma energético de los combustibles fósiles.

Muchos países están al borde de convertirse en autosuficientes en lo que a producción de energía limpia se trata, gracias a los avances en la tecnología de baterías que permiten almacenar y usar la electricidad de fuentes renovables tan rápido como se la precise.

A través de los años, mientras la generación de energía renovable se encontraba en su ápice, las compañías de servicios tuvieron problemas para integrar éstas energías a sus sistemas. Hoy en día, científicos de Harvard, el MIT, Stanford, los laboratorios de Lawrence Livermore y Oak Ridge -entre otras agencias-, trabajan en proyectos de almacenaje de energía financiados por el Departamento de Energía de los Estados Unidos, con sus metas puestas en lo que el Departamento llama el “Santo Grial” de las políticas energéticas. El Departamento cree que las mismas pueden llegar a cambiar radicalmente en tan poco como cinco o diez años.

%%adsense%%

A principios de éste año, Investigación Avanzada de Proyectos Energéticos, conocido como ARPA-E, la división creada por el Departamento en el 2009 para monitorear éstos proyectos, dijo haber logrado un importantísimo avance. Sin especificar el invento o el milagroso descubrimiento, ARPA-E insiste en que la solución se encuentra al final de completar los 75 proyectos que las agencias financian.

“Creo que encontramos varios Santos Griales en forma de baterías –en el sentido de que podemos demostrar que podemos tener una visión completamente nueva de las mismas, hacerlas funcionar, convertirlas en algo comercialmente viable, y enviarlas allí afuera, al mundo.” Comentó Ellen Williams, directora del ARPA-E.

Initialize ads

Los sistemas de baterías en desarrollo varían mucho cuando se trata del almacenaje a largo plazo. La capacidad de aquellas células híbridas y de las baterías de zinc, así también como las famosas “flywheels”, un sistema que almacena energía en vidrio derretido, existe una novedosa idea de la Universidad de Harvard: usar un derivado del ruibarbo (sí, el vegetal) para almacenar energía.

Michael Aziz experimenta con baterías de ruibarbo (Harvard University)
Prof. Michael Aziz experimenta con baterías de ruibarbo (Harvard University)

Si sólo uno de los 75 proyectos lleva a una batería viable, que cueste significativamente menos que las matrices actuales, el futuro de las energías renovables se vería asegurado.

De los proyectos creados por la agencia, tres tienen potencial de ser integrados a una matriz energética y poder comercializarse, y otros seis pueden ser integrados al mercado. Todos prometen eficiencia, que podría hacer posible terminar, de una vez por todas, con los combustibles fósiles.

por CatDiStasio
Via The Telegraph and The Guardian
Traducción: Santiago Bellomo para VidaPositiva.
Fuente: inhabitat.com

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción