En Salamanca, la Tradición sabe a Modernidad

En el corazón de Salamanca, El Mesón de Gonzalo se reinventa con una apuesta culinaria impregnada de originalidad.

Salamanca reivindica su espacio en el mapa culinario español con El Mesón de Gonzalo, del empresario Gonzalo Sendín, tercera generación de una saga hostelera que en 1947, fundó el negocio que, precisamente, lleva su nombre y el de su padre. A tan sólo unos pasos de la Plaza Mayor, El Mesón de Gonzalo acoge a todos ellos con una cuidada decoración y una cocina honesta, acertada combinación de tradición y modernidad a partes iguales.

Estéticamente se mantiene la pátina taurina que ha caracterizado el espacio, a través de impresionantes fotografías de faenas, gracias al ingenio del decorador Rafael del Castillo. La cocina sigue la esencia que siempre persigue este audaz emprendedor: creatividad unida a los sabores de siempre, tanto en su sorprendente barra como en el salón y en su agradable terraza.

Es una selección de verduras de temporada, platos de cuchara, carnes y pescados que cobran forma de tapas, raciones y recetas sutilmente elaboradas que, a cada bocado, devuelven esas sensaciones de la cocina de ayer, la de las madres, las abuelas… la que verdaderamente reconforta al paladar. La que hace volver una y otra vez. Son, entre otras, croquetas caseras de jamón ibérico, mollejas de lechal encebolladas, almejas en salsa verde o marinera, y arroz negro meloso con carabineros y ali-oli. Pero también carnes como el espectacular steak tartar y las sabrosas chuletillas de lechal a la parrilla, el cordero lechal o el cochinillo asados al estilo tradicional. Sin pasar por alto pescados como la merluza de anzuelo al gusto y el atún rojo, compota de tomate y cebolla roja crujiente.

Para acompañar, se ha mimado la bodega en contenido y en precio; son 170 referencias que ensalzan cada especialidad. Si a esto se suma una excelente relación entre calidad-precio, y un equipo atento a cada detalle, el resultado es sobresaliente. Solo así la experiencia en El Mesón de Gonzalo resulta sumamente grata y repetir es cuestión de tiempo, de muy poco tiempo.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción