¿Cómo terminará el brote de coronavirus?

Como con todos los brotes pasados, este eventualmente llegará a su fin.

A pesar de los esfuerzos mundiales para contener el nuevo coronavirus, los puntos calientes continúan surgiendo y el número de casos está en aumento. Han pasado solo un par de meses desde que el virus, llamado SARS-CoV-2, hizo su primera aparición pública en un mercado de mariscos y animales vivos en Wuhan, China. Desde entonces, el virus ha saltado fronteras, infectado a más de 82,500 personas y mató a 2,810. Pero como con todos los brotes pasados, este eventualmente llegará a su fin.

Entonces, ¿cómo terminará esta historia?

Los expertos dicen que una posibilidad es que los casos de la enfermedad comenzarán a disminuir cuando suficientes personas desarrollen inmunidad, ya sea por infección o vacunación. Otro escenario posible es que el virus continuará circulando y estableciéndose como un virus respiratorio común.

La posibilidad de contención

En este punto, es muy poco probable que el brote se contenga en algunos lugares, dicen los expertos. "Es cada vez más probable que este virus se propague por todo el mundo", dijo Aubree Gordon, profesor asociado de epidemiología en la Universidad de Michigan. "Todavía podemos tener alguna oportunidad de contenerlo, pero esa ventana parece estar cerrándose".

El brote ya cumple con dos criterios de una pandemia: el SARS-CoV-2 puede infectar a las personas y causar enfermedades, y puede propagarse fácilmente de persona a persona, dijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. En una conferencia de prensa el martes 25 de febrero. A medida que el virus comienza a infectar comunidades en más países, se está acercando a cumplir con el tercer criterio: la propagación mundial del virus.

Alrededor del 95% de los casos de COVID-19, la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, se encuentran en China continental. Sin embargo, se están produciendo picos en otros países, incluidos Corea del Sur, Irán, Italia, Singapur, Taiwán, Tailandia y Japón. El miércoles 26 de febrero, los científicos del CDC anunciaron el primer caso de probable "propagación comunitaria" del virus, en un paciente del norte de California sin vínculos con una región afectada.

Una vacuna para la erradicación

Los funcionarios de salud no solo se sientan y esperan para ver cómo se comportará el virus; investigadores de todo el mundo compiten para encontrar una vacuna y un tratamiento para el SARS-CoV-2. Debido a que el virus "se ha establecido en las poblaciones humanas, una vacuna es la única forma de erradicarlo", afirmó Adalja.

Recientemente, un grupo de investigadores trazó la estructura detallada de la llamada proteína espiga que el nuevo coronavirus usa para engancharse e infectar células humanas, lo que podría abrir la puerta a una vacuna.

La idea es que si las personas fueran inyectadas con una vacuna a base de proteína espiga, sus cuerpos producirían anticuerpos contra ella para que, si alguna vez estuvieran expuestas al virus real, tendrían inmunidad, informó el portal Live Science.

Pero el problema con las vacunas es que "lleva mucho tiempo pasar de la vacuna potencial, al modelo animal y a los tipos de ensayos clínicos necesarios. Y hay sólo algunas etapas en las que se puede eliminar sin poner en peligro la seguridad", señaló Eric Cioe-Peña, Director de Salud Global de Northwell Health en Nueva York y médico especialista en emergencias. Y por lo tanto, una vacuna ayudará con la propagación del virus en los epicentros en este momento, agregó.

La erradicación de una enfermedad es "difícil y rara vez se logra", según la Organización Mundial de la Salud. Para que eso suceda, debe haber una intervención disponible para interrumpir la transmisión, debe haber herramientas de diagnóstico para detectar casos que puedan conducir a la transmisión y los humanos deben ser el único reservorio del virus, afirmaron sus autoridades.

A su vez, la OMS señaló que incluso si el coronavirus se erradica entre los humanos, si el virus continúa sobreviviendo en su forma natural en reservorios animales, esos reservorios pueden volver a poner el virus en circulación. Según Joshua Epstein, profesor de epidemiología de la Universidad de Nueva York, "siempre es posible que la cosa tenga un ciclo que lo "clava", no muta y se erradica", agregó. "Pero creo que lo más probable es que no lo erradiquemos por completo".

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Yasemin Saplakoglu | Fuente: Live Science | Traducción: Omar Romano Sforza