Volvió a su humilde pueblo natal, convertido en multimillonario y lo reconstruyó a nuevo como agradecimiento a sus coterráneos

Fiel a sus raíces. Xiong Shuihua, un multimillonario chino de 54 años nacido en el pueblo de Xiongkeng, de la región de Xinyu en China, regresó 50 años después para levantar nuevas casas para los pobladores locales.

Fotos y Video: Daily Mail

Xiong Shuihua nació en Xiongkeng, un pequeño y humilde pueblo al sur de China, en donde las familias vivían en chozas de madera y paja, rodeadas de caminos de tierra y barro.

Cuando Xiong era pequeño no tenía prácticamente nada, pero según recuerda él mismo, gracias a la generosidad y buen trato de sus habitantes para con él y su familia, recibió la mejor enseñanza que ninguna universidad podría darle, la de la gratitud.

Por este motivo, un día el empresario decidió transformar la vida de su gente y volvío a Xiongkeng con un plan integral para transformarlo, de manera gratuita y sin exigirles nada a cambio.

Hace pocos años atrás, la zona del pueblo seguí tan estancada como hace 50 años y la gente vivía en humildes chozas.

Actualmente, gracias a su inversión, el área ha cambiado completamente. Hoy 72 familias viven en casas lujosas, mientras que otras 18 familias, las que más atención le prestaban al millonario durante su infancia, viven cómodamente en villas propias de lujo. La construcción de estas viviendas le costó más de 2,5 millones de dólares.

Como parte del plan, y fiel a las tradiciones orientales de respeto, Xiong pone atención especial a los ancianos y a los más pobres, asegurándoles tres comidas gratis al día.

“Recuerdo a sus padres, eran muy buena gente y de buen corazón. Parece ser que su hijo heredó el carácter de ellos”, dijo Qiong Chu, un vecino del pueblo citado por The Daily Mail.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción