Remodelación del hogar con porcelanatos

A partir del confinamiento, creció el interés de las familias por las remodelaciones y arreglos en casa. Una buena opción, perdurable y elegante, son los porcelanatos.

El porcelanato es uno de los materiales más elegidos a la hora de decidir hacer un cambio de pisos en los ambientes del hogar. ¿Qué tener en cuenta a la hora de elegirlos?

La cuarentena obligatoria impuesta a raíz de la pandemia por COVID-19 puede ser una gran oportunidad para hacer remodelaciones en el hogar, actividad que a veces por falta de tiempo, queda descuidada o pospuesta para otro momento. Por ejemplo para pintar las paredes de los ambientes, para reubicar los muebles o, por qué no, para cambiar los pisos por lo más nuevos y modernos porcelanatos.

Con el paso de los años, el material para los pisos fue cambiando y al día de hoy hay muchas más opciones para los diferentes gustos, para distintos tipos de ambientes y por supuesto para los bolsillos de cada persona.

En los últimos años aparecieron los pisos flotantes, los pisos vinílicos, los porcelanatos con tamaño de un cerámico común o bien con piezas enormes que alcanzan para cubrir más espacio con menos unidades. En esta nota, te damos tips para que puedas encontrar los mejores porcelanatos

  1. En primer lugar, es importante saber que el porcelanato es un material ideal para aquellos que desean una decoración a prueba del paso del tiempo y las tendencias, ya que tiene el beneficio de adaptarse a las diferentes temporadas haciendo pequeños cambios en los muebles o la reubicación, pero manteniendo el mismo piso durante años.
  2. Es importante también saber, a la hora de elegir un nuevo piso, que la cerámica siempre es más económica, pero no siempre es la mejor opción. Es decir, aunque están fabricados con materiales similares, el cerámico y el porcelanato son muy diferentes.

    Una de las principales diferencias es su dureza: los cerámicos casi siempre están compuestos de arcilla de tono rojizo con una capa superior donde se le da el color y el diseño. En cambio el porcelanato, aunque también incluye arcilla en su fabricación, lleva un proceso de cocción que logra una composición mucho más densa que la cerámica y menos propensa a la absorción de agua.

    Entonces, desde la alta resistencia al impacto, la resistencia a cambios bruscos de temperaturas o heladas, y hasta la alta resistencia a las roturas, el porcelanato cuenta con más beneficios por sobre la cerámica. Por este motivo, se recomienda destinar un presupuesto un poco más alto y asegurar la calidad del producto que se está eligiendo.

  3. Por otro lado, también se recomienda pensar en el uso que se le va a dar al ambiente, y después en el tipo de piso que se va a elegir. No es lo mismo el piso de baño, que el piso de un living y mucho menos el de una galería o quincho que da al exterior.

    Por fortuna, los porcelanatos funcionan muy bien en sectores de alto tránsito, como son las casas de familias numerosas, o locales dispuestos para atención médica o atención comercial. En función al uso de los ambientes, se puede pensar en los mejores colores, texturas, y terminaciones.

  4. Hacer una investigación del mercado antes de elegir la opción final. Hoy el día, hay porcelanatos para todos los gustos y las necesidades: con relieves, con antideslizantes, con terminación mate, pulido o satinado. Obviamente, también hay muchas opciones en diferentes marcas y precios. La recomendación en este punto es primero mirar muchas opciones y luego tomar la decisión en base a la relación de precio, gusto y calidad.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram