¿Qué es la eficiencia?

¿La ponemos en práctica?

Es hacer las cosas, no desear poder hacerlas.

Es soñar con ellas, no pensar si uno será capaz de llevarlas a cabo.

Es aprender cómo hacer las cosas haciéndolas, tal como se aprende a caminar caminando.

Es la aplicación de la teoría a la práctica.

Es la eliminación de la debilidad, del temor, del desaliento.

Es la mano de hierro en el guante de terciopelo.

Es estar alerta, con la presencia del ánimo, listo a adaptarse a lo inesperado.

Es el sacrificio de los sentimientos personales por el deseo de triunfar.

Es la suma de tres cantidades: propósito, práctica y paciencia.

Es la medida del hombre, el verdadero tamaño del alma.

Es la facultad de poder usar las propias pasiones, hábitos, gustos, disgustos, experiencias, mente, educación, corazón y cuerpo, sin ser usado por éstos.

Es el aprendizaje personal, la concentración, la visión y el sentido común.

Es la suma total de todo lo bueno que hay en una persona.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción