Pros y contras de viajar fuera de temporada

¿Estás pensando en viajar? ¿todavía no decides la fecha? ¡Tal vez estos consejos puedan ayudar!

Foto: pixabay.com

El mundo es grande, tiene miles de ciudades y paisajes para ver y conocer, y cualquier fecha siempre parece buena excusa para viajar. Sin embargo, cada época del año tiene lo bueno y lo malo.

Como muchos productos y servicios, el turismo tampoco está ajeno a la estacionalidad “los meses más cercanos a las vacaciones escolares se consideran por las agencias de viajes como temporada alta, ya que es el tiempo propicio para hacer viajes en familia y es cuando los chicos tienen disponibilidad para hacerlo” explica Juan Manuel Peralta, vocero de TravelPAQ (www.travelpaq.com.ar), un buscador de paquetes turísticos para agencias de viajes.

La empresa presentó un informe con los resultados de más de 30 consultas a distintas agencias de viajes de Argentina, quienes opinaron sobre lo bueno y lo malo de viajar en temporada baja:

PROS

El precio de los paquetes es más barato. Durante el periodo escolar los precios de los vuelos y hoteles bajan considerablemente. Según Babel Viajes, una agencia con más de diez sucursales en Argentina, en algunos casos el mismo viaje puede costar hasta un 30% menos en temporada baja. ¿Es una buena diferencia, no?

Por otro lado muchos hoteles, con el fin de asegurar un aumento de demanda en temporada baja, ofrecen a los operadores turísticos precios con importantes descuentos. Por eso es que muchas veces se encuentran mejores ofertas en agencias de viajes que en el sitio web del propio hotel. Y si además se decide viajar con un paquete turístico, el precio puede ser aún más económico.

Los lugares más emblemáticos se pueden visitar sin hacer cola, por ejemplo ir a Machu Pichu en temporada alta es un verdadero desafío, las colas suelen prolongarse casi doscientos metros y si tu idea es sacar una foto del Templo del Sol tendrás que cuadrarla bien para que no aparezcan los miles de turistas que están haciendo la misma foto.

En los hoteles hay menos ruido y más tranquilidad, lo mismo en los paseos turísticos.

CONTRAS

El clima en algunos destinos suele ser bastante molesto. Por ejemplo en invierno suele haber cancelaciones de vuelos en aeropuertos a causa de heladas o nevadas y las horas de luz son menores que si se viaje en otra época del año. Incluso en algunos lugares la lluvia no deja disfrutar en plenitud del paisaje.

Hay menos atractivos artísticos y espectáculos. Si bien en las grandes ciudades hay espectáculos para todos los gustos durante todo el año, en algunas ciudades más pequeñas este tipo de actividades solo se realiza en temporada alta.

Las ciudades no están preparadas para el turismo. Durante temporada baja, dejan de lado el encanto turístico y se focalizan en sus actividades diarias. Hay locales que reducen la cantidad de personal e incluso algunos cierran sus puertas en los meses de menor actividad, lo que reduce la oferta artesanal y de servicios.

Por todo esto es que antes de programar tu viaje debes analizar qué tipo de viaje querés hacer, para entonces no decidir solo en base a los precios de hoteles y pasajes sino también de las actividades que quieras realizar.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Verónica De Martini