La importancia de las plantas en nuestras vidas

Las plantas verdes pueblan toda la Tierra. Son los únicos seres vivos capaces de captar la energía del sol para fabricar materia orgánica y liberar oxígeno. Por esta razón, son indispensables para la vida de otros organismos.

La plantas nos proporcionan alimentos, medicinas, madera, combustible y fibras. Además, brindan cobijo a multitud de otros seres vivos, producen el oxígeno que respiramos, mantienen el suelo, regulan la humedad y contribuyen a la estabilidad del clima.

Existe una inmensa variedad de plantas, algunas muy simples, otras muy evolucionadas. Forman parte de todos los ecosistemas y se han adaptado a diversos climas y condiciones del suelo. Algunas pueden vivir en sitios muy secos, otras necesitan agua abundante.La mitad de los alimentos que consume la humanidad procede de sólo tres especies de plantas: el trigo, el arroz y el maíz.

Más del 40% de las medicinas derivan de las plantas. Algunas se utilizan directamente, como las hierbas tradicionales. Otras se originan en el mundo vegetal, pero sufren complicados procesos de transformación.Las plantas fueron utilizadas desde tiempos históricos como medicinas, aunque no necesariamente con efectividad.

Las especias fueron en parte utilizadas para contrarrestar el deterioro de alimentos causado por bacterias, especialmente en climas cálidos y especialmente la carne, que es uno de los alimentos que se deterioran con más rapidez.

Las angiospermas (plantas con flores) fueron originalmente la principal fuente de plantas medicinales.Los asentamientos humanos estaban frecuentemente rodeados por malezas que se utilizaban como plantas medicinales, tales como diente de león, ortiga y pamplinas.

Se encontraron muestras de plantas en lugares de entierro prehistóricos, lo cual aporta evidencia de que la gente ya tenía conocimiento del uso de plantas medicinales en el Paleolítico. Por ejemplo, en el lugar de entierro de Neanderthales, Shanidar IV, en el norte de Irak, que data de hace 60.000 años, se encontraron grandes cantidades de polen de 8 especies de plantas, 7 de ellas utilizadas en la actualidad como plantas medicinales.

Por otra parte, un hongo tipo seta fue encontrado en efectos personales del hombre de las nieves Ötzi, cuyo cuerpo fue congelado en los Alpes de Ötztal por más de 5000 años. Este hongo probablemente fue usado contra parásitos tricocéfalos (triquina).

La fitoterapia

Es la ciencia que estudia el uso de las plantas medicinales y sus derivados con finalidad terapéutica, ya sea para prevenir, para aliviar o para curar enfermedades.El uso de las plantas medicinales con fines curativos es una práctica que se ha utilizado desde tiempo inmemorial. Durante mucho tiempo fueron el único recurso del que disponíamos los médicos. Esto llevó a profundizar en el conocimiento de las especies vegetales con propiedades medicinales desde la época de los egipcios, griegos, romanos y la farmacopea medieval hasta nuestros días. De hecho dichas plantas medicinales, que entonces se utilizaban, se siguen usando hoy en día.

Las principales aplicaciones en las que la fitoterapia parece tener efecto de mejora son:

  • Mejora la evolución de lesiones.
  • Mejora o mantiene el sistema inmunológico.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Mejora los nervios y el estrés.
  • Mejora las molestias digestivas.

A la hora de recurrir a este tipo de productos es importante que tengamos en cuenta lo siguiente:

Posibles efectos adversos: Aunque existe la creencia de que por ser un producto natural no puede hacer daño a la salud, no debe olvidarse que pueden provocar efectos adversos o secundarios. Además, si se toma con otros fármacos siempre debe ser supervisado por un profesional de la salud para evitar posibles interacciones.

Normativa para las plantas medicinales: Si es un medicamento de planta medicinal seguirá la misma ley que un medicamento normal y, por tanto, los mismos controles rigurosos. Pero cuando se trata de un producto de venta libre, sus controles cambian y son menos rigurosos. Este tipo de productos, normalmente denominados suplementos dietéticos, pueden correr el riesgo de mezclar ciertas plantas que casan entre ellas o confundir especias. Todo ello puede llegar a generar algún tipo de efecto secundario.

Usos según el tipo de planta medicinal

  1. Estimulantes: excitantes del sistema nervioso. Como el guaraná, el mate y el té verde.
  2. Adaptógenos: aquellas plantas que otorgan un efecto protector frente al estado de estrés, normalizando las funciones del organismo y fortalecer los sistemas comprometidos por este. Como el ginseng o maca.
  3. Anabólicas: los que fomentan un entorno metabólico y endocrino favorable para el incremento de síntesis proteica. Sería el caso del abrojo y el fenogreco.
  4. Relajantes: plantas con propiedades sedantes, tranquilizantes e hipnóticos. Las más utilizadas son Melisa, Valeriana, Pasiflora, Tila, Amapola de California.
  5. Digestivas: plantas que pueden ayudar a mejorar trastornos gastrointestinales, dolores abdominales o trastorno del tránsito intestinal. Las más utilizadas son anís, plantago, manzanilla, papaya, piña, Alcachofera y cardo Mariano.
  6. Afección músculo-esquelética: se utilizan para el tratamiento de lesiones musculo esquelética, sus principios activos suelen tener acción analgésica y antiinflamatoria. Algunas de las plantas más utilizadas son cúrcuma, boswellia, harpagofito y sauce.
  7. Inmunomoduladoras: se caracterizan por influir de diversas formas, tanto cuantitativa como cualitativamente, sobre células macrófagas, monocitos, linfocitos o granulocitos. A través de éstas, activan determinados mecanismos de protección frente agentes extraños como virus o bacterias. Algunas de más más utilizadas son equinácea y uña de gato.
  8. Sistema circulatorio: acción vasodilatadora y antiespasmódica. Se utiliza en tratamientos de cefaleas y migrañas, además parece mejorar la función cognitiva. Encontramos en este grupo el ginkgo biloba.

El uso de dichas plantas puede ayudar o no, como coadyuvante o no del tratamiento terapéutico, dependiendo de la dosis, la presentación, la forma de administración, también para deportistas. Algunas resultan menos efectivas que los medicamentos convencionales, mientras el efecto de otras sería equiparable.

Los avances tecnológicos permiten cuantificar los principios activos, pudiendo garantizar la misma cantidad en cada toma, por lo que el producto puede garantizar un efecto terapéutico, si así lo avalan los estudios científicos.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Omar Romano Sforza. Fuentes: OMS / FAO