La biotecnología, herramienta que optimiza el desarrollo humano

El impacto de la biotecnología moderna es inconmensurable ya que aporta soluciones concretas a las problemáticas presentes y futuras en los sectores agroalimentarios, sanitarios, industriales, productivos, medioambientales y sociales.

Cada época renueva las necesidades de la población y el siglo XXI presenta nuevas prioridades y desafíos. La ciencia a lo largo de su historia ha desarrollado herramientas que permitieron la supervivencia del hombre y la optimización de su calidad de vida. Generar conocimiento aplicado es la base de la evolución de los seres vivos y biotecnología es el método científico del siglo XXI ya que permite encontrar las aplicaciones necesarias y fundamentales para solucionar las principales problemáticas que atraviesan a la población actual y futura.

Se estima que aproximadamente dentro de 30 años la escasez de alimentos será una realidad global y por lo tanto afectará a la mayoría de la población mundial. La biotecnología y la ingeniería genética se presentan como la solución ante esta problemática ya que a partir de la se introducción de diversos métodos se alcanzará un potencial aumento de la productividad agrícola que incrementará la cantidad y calidad de los alimentos.

La biotecnología

La biotecnología genera beneficios significativos para la producción de alimentos y por lo tanto, optimiza las características nutricionales y de procesamiento. Así contribuye de forma directa a mejorar la salud y el desarrollo humano, impactando de forma directa en el bienestar sanitario de la población de los 5 continentes, especialmente en los países en vías de desarrollo. Por definición la biotecnología es el empleo de organismos vivos para la obtención de un bien o servicio útil para el hombre. Si bien su desarrollo comienza hace cincuenta años atrás, es a comienzos de este siglo cuando la innovación biotecnológica irrumpe como el nuevo paradigma que brinda las herramientas y aplicaciones de enorme trascendencia para la humanidad.

La proyección y el alcance de la biotecnología para los próximos 20 años es impactante ya que se estima que concentrará el 5% del PBI de los países desarrollados. Los beneficios de la innovación biotecnológica.

El impacto de las soluciones generadas por la biotecnología suscitó un enorme interés no sólo en los campos vinculados a la salud y a la ciencia sino que al contener herramientas y procesos que abarcan aspectos económicos y sociales su desarrollo alcanza a todos los sectores que conforman a la industria y a la producción alimentaria. La biotecnología implementa innovadoras metodologías científicas con el fin de analizar y emplear material hereditario de los seres vivos para estudiar los diferentes mecanismos fundamentales de la vida a nivel molecular, capitalizando estos conocimientos en su aplicación concreta para mejorar procesos, disminuir costos y desarrollar nuevos productos que resultan finalmente en una mejora del bienestar social en aspectos tales como la alimentación y la prevención de enfermedades, siendo dos de las variables imprescindibles para la supervivencia humana y la optimización de la calidad de vida.

Además, en sus aspectos económicos y sociales, la biotecnología es protagonista de la optimización de procesos, la reducción de costos, el incremento de la oferta de alimentos de calidad y una mejor supervisión y control en el empleo de las materias primas y recursos disponibles. Entonces, su aplicación es funcional a regiones y países con economías en vías de desarrollo ya que brinda soluciones específicas a problemáticas alimentarias y sanitarias atravesadas por condiciones de escasez y ausencia de recursos con mecanismos y metodologías que favorecen a los sectores privados, públicos y a la sociedad en general.

La aplicación de biotecnología a la salud y a la alimentación

Siendo un tipo de ciencia que de manera permanente explora, genera e impulsa la formulación de nuevos conocimientos y su correspondiente aplicación, la biotecnología se encuentra signada por la evolución. Desde hace 5 décadas ha logrado los mayores avances conocidos en la comunidad científica en torno a la genética y a la biología molecular permitiendo el desarrollo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) con características que superan las barreras de las especies. Es decir, las características y propiedades de los OGM impactan en beneficios significativos para la producción de alimentos que contribuyen de forma directa a mejorar la salud y el desarrollo humano. La Organización Mundial de la Salud, a través de una investigación científica titulada” Biotecnología moderna de los alimentos: estudio basado en evidencias”, se explica que hoy la biotecnología moderna, permite que plantas, animales y microorganismos sean genéticamente modificados (GM) con características novedosas que trascienden y superan las técnicas de reproducción y selección convencionales. Algunas de estas metodologías son la clonación, el cultivo tisular y la reproducción asistida por marcadores. Cada uno de estos procedimientos científicos permiten la inclusión de rasgos innovadores que ofrecen un potencial aumento tanto en la cantidad como en la calidad de la productividad agrícola, y la optimización de sus características nutricionales y de procesamiento, lo que impacta en forma directa a mejorar la salud y el desarrollo humano. “Desde la perspectiva de la salud, también puede haber beneficios indirectos, como la reducción del uso de sustancias químicas para la agricultura, y un aumento de la producción agrícola, la sostenibilidad de los cultivos y la seguridad alimentaria, particularmente en los países en desarrollo”, detalla la OMS.

Un presente con futuro

En la actualidad, los Organismos Genéticamente Modificados comercializados de forma masiva son cultivos de soja, maíz y algodón y en el mediano plazo, la OMS anunció que una proporción pequeña pero creciente de cultivos genéticamente modificados incluirá cambios en las características de calidad y de nutrición que optimizarán aún más la oferta actual. Por ejemplo, en la actualidad la comunidad científica se encuentra en plena etapa de desarrollo de diversos métodos que podrían aumentar el contenido proteico de vegetales básicos como la mandioca, el plátano y la papa. Los resultados de los diferentes estudios realizados en invernaderos demuestran que estos vegetales tienen entre un 35 y 45% más proteínas y mejores niveles de aminoácidos esenciales que otros alimentos de su grupo. Además, los investigadores se encuentran en pleno proceso de optimización del sistema fotosintético de las plantas mediante modificación genética. Por ejemplo, cultivos como el maíz y la caña de azúcar son más eficientes para convertir la energía en azúcares que la mayoría de los cultivos de hoja ancha. Entonces, mediante la introducción de genes para una fotosíntesis más eficiente de un cultivo a otro, se puede mejorar la eficiencia en un 10% con aumento del rendimiento. Con respecto a la a la aplicación de la biotecnología moderna en la producción animal, la innovación también es la norma.

Mas proteínas para consumo humano

En el marco de su investigación, la OMS anunció que es probable que el salmón del Atlántico de mayor desarrollo, que contiene un gen de la hormona de crecimiento del salmón Chinook, sea el primer animal genéticamente modificado en el mercado de alimentos. Este pez se caracteriza por crecer entre 3 y 5 veces más rápido que sus contrapartes no transgénicos y por lo tanto reduce el tiempo de producción y aumenta la disponibilidad como alimento. Por otra parte, se han evaluado modificaciones a la leche basadas en la suma de proteínas y manipulación de las proteínas endógenas. Recientemente, científicos de Nueva Zelanda desarrollaron vacas genéticamente modificadas que producen leche con mayores niveles de proteína caseína y su uso incrementaría la eficiencia de la producción de queso. Además, la OMS confirmó que en la actualidad existen otras aplicaciones sobre modificación genética en producción animal en etapas tempranas de Investigación y Desarrollo que apuntan a mejorar la resistencia a enfermedades, aumentar tasa de natalidad en la oveja, alterar la proporción de sexos de las aves de corral y mejorar su producción de huevos creando dos ovarios activos. El impacto de la biotecnología moderna es inconmensurable ya que aporta soluciones concretas a las problemáticas presentes y futuras en los sectores agroalimentarios, sanitarios, industriales, productivos, medioambientales y sociales. La biotecnología no sólo revolucionó la ciencia sino que es la herramienta innovadora del siglo XXI para optimizar el desarrollo humano.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram