Estudiantes de veterinaria previenen enfermedades transmisibles por animales en los barrios más necesitados de la Capital Federal

El programa de voluntariado desarrollado por la UBA comenzó en el año 2002 en el barrio Los Piletones

Alumnos de la carrera de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires trabajan como voluntarios en los sectores más vulnerables de la ciudad con el fin de realizar una tarea de educación y prevención destinada a diagnosticar, curar y prevenir cuadros de zoonosis.
 
El programa de voluntariado desarrollado por la UBA comenzó en el año 2002 en el barrio Los Piletones ya que a partir de un relevamiento sanitario se detectó que el 70% de las enfermedades que padecía esta población eran por zoonosis, siendo la transmisión de virus y bacterias de los animales a los humanos.
 
Si bien en un inicio el proyecto se desarrollaría en Los Piletones, la cantidad de voluntarios dispuestos a ayudar impulsó la implementación del programa en distintos barrios de la Capital Federal bajo condiciones de pobreza y exclusión.
 
Los estudiantes de veterinaria no sólo se dedican a desarrollar una tarea preventiva sino también brindan diversas capacitaciones a los vecinos sobre cómo detectar, por ejemplo, cuándo un animal presenta síntomas de sarna o algún otro tipo de patología y son los mismos voluntarios quienes los ayudan con sus conocimientos y prácticas para cuidar y curar a sus mascotas. Inclusive, la mayoría de los alumnos que ya obtuvieron su título hoy trabajan como veterinarios voluntarios en los barrios que forman parte del plan.
 
El programa contempla un plan integral de educación como charlas sobre salud y ambiente. Gran parte de los voluntarios se encuentran trabajando en zonas de frontera realizando controles sobre la calidad del agua que inciden de manera directa en el desarrollo de la carne de los animales que son consumidos por los habitantes del lugar y por lo tanto, es determinante para su estado de salud contar con condiciones y servicios óptimos.
 
Los voluntarios también establecen diagnósticos, tratamientos y prevención sobre enfermedades zoonóticas como: Leptospirosis, Tuberculosis, Psitacosis, Brucelosis, , parasitosis y dermatomicosis. Uno de los principales objetivos es reducir la morbi-mortalidad de la población humana y
animal, desarrollando actividades de control de las patologías y educando a los vecinos en la importancia de prevenir y detectar a tiempo cada una de estas patologías.
 
Sumando salud, educación y solidaridad, los veterinarios voluntarios mejoran las condiciones de vida de todos los seres vivos, sin excepciones.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano