Dale vacaciones a tu mente

Por qué muchas veces, por más que estemos en el mejor de los entornos, nuestra mente parece agotada.

Nuestra mente está, en su estado habitual, habitada permanentemente por pensamientos relacionados con los cinco venenos. Aparecen con cualquier excusa: ya sea bajo la influencia del odio, del apego, de la ignorancia, como de los celos o el orgullo.

La intensidad de estos pensamientos puede variar mucho, pero no hay un solo instante en que nuestra mente no esté perturbada por ellos.

Estamos en un bonito dia de vacaciones: no hay que trabajar, la comida está lista, no hay nada por lo que discutir. Alguien puede estar así, tranquilamente sentado, sin ninguna preocupación exterior. Sin embargo, su mente se cansa continuamente de los venenos que viven en ella, es incapaz de establecerse en un estado de auténtica paz. La mente no está de vacaciones.

La mente sólo pude tomar vacaciones a través de la meditación.

No es que la meditación haga desaparecer completamente los pensamientos, pero por lo menos pierden un poco de fuerza y al menos durante unos momentos, se difuminan.

Entonces es cuando la mente disfruta de un poco de paz y felicidad. DESCANSA.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Gentileza, Camilo Huarca Santander