Cuál es el futuro del almacenamiento

¿Dónde vamos a guardar nuestra información? Elías Cisternas propone alternativas a la "nube", para los "clásicos" que prefieren tener "todo en casa".


Por Elías Cisternas

 

Uno de los desafíos más grandes del discurso tecnológico moderno es achicar la brecha entre los “sabiondos” del tema y la gente que sigue viviendo su vida cotidiana sin preocuparse tanto y prestarle atención a estos avances monstruosos que ofrece la industria. Sin embargo, creo que las marcas y comunicadores cada vez tratamos de usar menos tecnicismos difíciles para marear a los clientes o generar nichos muy específicos a la hora de pensar en productos tecnológicos, dado que más allá de que haya gente especializada en temas de tecnología, el fin principal, es que dichas tecnologías sean consumidas por cualquier tipo de persona. Lo importante siempre va a ser el consumo, a pesar de que la persona no sepa específicamente como se crea dicha tecnología o cuente con el conocimiento de cada pieza que contienen estos “equipos”.

Por ejemplo, se me viene a le mente una señora mayor diciendo “Quiero que me funcione el whatsapp” sin importar si tiene en la mano un Nokia 1100 o un Iphone de última generación mientras realiza su reclamo. O escuchar términos como “este celular es más rápido que el otro” como si fuera por arte de magia o una brujería. Sin importar que dentro de un celular hay componentes que logran sus distintas velocidades, desempeños, etc.

Uno de los problemas principales, dentro del uso de dichas tecnologías, se volvió el cambio de paradigma que se viene gestando hace varios años en todo lo que tenga que ver en almacenamiento. Quiero hacer un foco especial en el uso cotidiano de individuos y no con una mirada corporativa o empresarial porque ahí si tendríamos que hablar de otros tecnicismos que no tienen nada que ver con el simple uso cotidiano del almacenamiento individual de este artículo. Volvamos a esa señora mayor con los anteojos diciéndote “yo no quiero perder las fotos de mi nieto que tengo en el celular”.

Cada vez se vuelve más fácil y accesible guardar información en la “nube” (me refiero también a costos, dado que muchos de estos servicios son gratuitos). Un ejemplo muy específico es el servicio que otorga Google Fotos, dado que almacena todas tus fotos y videos en alta resolución de manera gratuita e ilimitada. Es decir, no en su tamaño original, pero si en una resolución que no dista mucho de la original. También se pueden contratar servicios de pago mensuales dentro de Google Fotos, el cual, ofrece otros beneficios que no son necesarios remarcar. Además, iOS también cuenta con estos servicios desde su plataforma de almacenamiento iCloud, y además, la posibilidad, hace poco tiempo, de almacenar fotos y videos del carrete del Iphone en la cuenta de Gmail utilizando Google Fotos dentro del sistema operativo de iOS.

Este cambio de paradigma también afectó a muchas cuestiones ligadas al entretenimiento, dado que antes era muy común que la gente filme con la videocaseteraen sus hogares películas que pasaban en canales de aire y se iba armando una biblioteca de VHS con sus títulos favoritos. Después te los cruzabas por la calle y te decían adulando “en casa tengo todas las pelis de Rocky en VHS“, guiño guiño. Obviamente que con el logo del canal de turno y quizá alguna que otra publicidad en el medio que pasaban en ese momento en los canales de aire.

Yo tuve muchos años carpetas de mp3 almacenadas en mi PC como si fuese uno de mis tesoros más preciados. Hoy, con la aparición de reproductores vía streaming como Spotify, esas carpetas ya perdieron su valor. Toda su recolección fue en vano. Así como también lo fue recolectar películas o series en VHS, dado que ahora está todo disponible de manera digital en distintos espacios de la web o en servicios de entretenimiento OnDemandde muy bajo que además ofrecen versiones “remasterizadas” de dicho contenido. Un ejemplo muy específico es la película Jurassic Park 1. Ojo, algunos subieron grabaciones a Youtube de VHS que lograron digitalizar de material inédito y obtuvieron varios viewers en su canal. Tampoco hay que generalizar tanto sobre el tema, dado que hay que ver cada ejemplo específico. No obstante, si vos estás orgulloso de tener guardado algún gol de tu equipo favorito de un clásico que grabaste hace 25 años. Te cuento que eso está archivado en algún medio televisivo. Es decir, no es un material perdido. Imposible de conseguir.

Sinceramente nadie sabe muy bien si confiar o no en todas estas opciones “online” que vienen a remplazar un montón de cuestiones relacionadas a conductas que tenemos los seres a la hora de cuidar información o material (Fotos, videos, información escrita, etc). Pero lo que si sabemos y no podemos darle la espalda, es que el futuro parece estar en esas “nubes” que nos ofrece la red. Sin embargo, mientras tanto, sigue habiendo un sub-mundo de personas que sigue apostando al propio almacenamiento. Es decir, a buscar recursos para tener un banco propio y personal de películas. Hoy en día no se almacenaran mp3 pero si mucha gente tiene discos extraíbles plagados de películas, fotos de viajes o distintos materiales laborales de distintas profesiones. Ya sea porque no confían en dichas nubes o se sienten más seguros teniendo esos discos en una computadora offline por cuestiones de seguridad informática. Hay que ser conscientes que si hoy en día cae Google, por ejemplo, en lo que consta en mi privacidad, yo perdería todos mis contactos telefónicos del celular, dado que no los tengo anotado en una agenda de papel tradicional.

No es necesario entrar en el debate del futuro de los discos físicos. Si van a ser útiles de acá a un tiempo con todos estos avances cada vez más veloces que ofrece la tecnología. Es decir, los discos rígidos externos, los que están en tu laptop, en tu pc o en ese pen drive que tenes en la caja fuerte con fotos, dado que sería entrar en un debate infinito como esos infumables de política y religión.

Hay una nueva opción de discos que no son tan nuevos en el mercado pero si muy útiles a la hora de pensar en componentes para PC económicos y que cuentan con una buena vida útil para no perder nada importante, dado que son casi lo último del mercado tecnológico en materia de “discos físicos”. Estos son los SSHD, es decir “solid state drive” que significa unidad de estado sólido. Esta es una nueva tecnología en materia de discos duros, dado que vino a reemplazar al clásico Hard Drive (HDD). Como estuve muchos párrafos hablando de ahorrarnos tecnicismos, lo único que necesitas saber respecto a estos discos, comparado con las unidades tradicionales de almacenamiento, es que tienen una capacidad de transferencia más veloz de archivos y, además, cuenta con componentes de mayor calidad de fábrica para mejorar el rendimiento de tu equipo. Además, esto garantiza mayor seguridad y resistencia para el paso del tiempo.

Una de las opciones que mejor combinan precio y calidad, son los modelos BarraCuda de SeaGate que cuentan con las utilidades básicas para el uso hogareño/laboral standard de una PC. SeaGate cuenta con distintos tipos de modelos de Barracuda. El BarraCudade 2TB es una buena opción para uso cotidiano, dado que es un buen límite de espacio para testear el producto y a un precio muy accesible. Un disco HDD de 1TB de primeras marcas sale $1.000 mientras que un BarraCudapuede ser encontrando fácilmente en Argentina por un precio estimativo de $1.800.

Así que si todavía crees que almacenar tu información personal es mejor en un disco físico, no dejes pasar este producto dentro de tus opciones a la hora de armar una nueva PC.

Para más información, podes visitar el sitio oficial de estos modelos: http://www.seagate.com/la/es/internal-hard-drives/hdd/barracuda/

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram