Amor a primera vista, ¿un espejo de uno mismo?

De vez en cuando surgen algunas investigaciones científicas que echan por tierra algunos de los mitos sobre los que nos gusta creer. "Fue amor a primera vista", "fue un flechazo", "me enamoré en el primer instante que lo vi".

Cuando el amor arrebata, sucede. Ocurre en tan sólo un segundo. Pero, según un estudio realizado por un grupo de profesionales ingleses de la Universidad de Aberdeen, el amor a primera vista no sería más que mero narcisismo. Los investigadores aseguran que el "flechazo" amoroso existe, pero no sería más que una evidente reacción "del más puro egocentrismo".

"La mayoría de la gente se siente atraída por aquellas personas que le demuestran claramente al otro que es atractivo", sostiene el líder del estudio, Ben Jones. Según Jones, quien se enamora a primera vista lo hace de aquella persona que le transmite cualidades positivas sobre sí mismo: belleza, inteligencia, simpatía, afecto o alegría. Es decir, se enamoran de quien podría enamorarse de ellos. Es como un espejo de quien se es o les gustaría ser.

Pero, ante la contundencia de esta afirmación, ¿el amor está limitado sólo al antagonismo? Un hombre o una mujer al enamorarse, ¿no buscan de cierta forma una pareja que incentive a la mejora o al progreso?

¿Cuál fue el resultado?

La mayoría de las personas creyó que eran notablemente más atractivos los que miraban directamente a los ojos, quienes tenían una actitud de estar interesados en su interlocutor. Pero, ¿no resulta una señal de empatía, que la persona que nos atrae nos esté mirando a los ojos y demostrando interés sobre nosotros? ¿El amor no es una de las formas de comunicación más auténticas y placenteras que existen?

Los investigadores sostienen que el amor se basa en muestras de interés, y no sólo de atracción física. "Sonreír a los demás y mantener el contacto ocular nos hace más seductores para los demás y eso es algo de lo que casi todos somos conscientes en mayor o menor medida. También son relevantes las señales sociales sobre cuánto atraemos a otra persona. Así, actitudes que transmiten mensajes del estilo "Estoy interesado en tí", o el hecho de mirar directamente a los ojos, serían las claves de lo que comúnmente se define como una muestra de "amor a primera vista", define Jones.

Quizá lo más importante, no sea si el amor sucede a primera vista o es una construcción a través del tiempo. Lo más increíble de las historias de los enamorados, es que nadie puede establecer con exactitud cuál es la mejor forma para lograrlo.

No hay tiempos, no hay fórmulas, no hay estadísticas, no hay manuales para el amor, y allí radica su originalidad y sentido. Enamorarse sucede.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción