Abulia

Con el espíritu del libro «Historias con semilla que pueden cambiar al mundo», de Claudio Penso

Los griegos definían la abulia como no voluntad.

En neurología describe a quien está en estado de abulia como alguien que carece de voluntad, iniciativa y energía. Es uno de los trastornos que disminuye la motivación, al igual que la apatía.

Los psicólogos la definen como una alteración patológica de la voluntad, que se caracteriza por una ausencia total o parcial de la misma. Se expresa a través de la incapacidad para tomar decisiones y ejecutarlas.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Falta o reducción de movimiento espontáneo.
  • Pasividad.
  • Reducción de la capacidad de respuesta emocional y espontaneidad.
  • Reducción de interacción social.
  • Disminución de interés en ocupaciones habituales.

Si observamos con un poco de atención a nuestro alrededor, podremos descubrir no sólo a algunas personas que actúan con abulia, sino a una sociedad entera que celebra y convalida colectivamente sus conductas abúlicas.

La voluntad, el entusiasmo, la energía, la iniciativa son primero aspectos que miramos y luego imitamos en nuestro contexto primario, los padres, la familia. Luego son la consecuencia de la vida que elegimos, nuestros síntomas diferenciales como personas cuando decidimos salir del rebaño, sentirnos vivos.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Claudio Penso Consultores