Water yoga: concentración y meditación en el agua

La disciplina suma cada vez más adeptos y cuenta con múltiples ventajas terapéuticas. En esta nota te contamos todos los detalles de una clase y sus propiedades curativas.

Antiguamente, los árabes, los griegos y los romanos construyeron piscinas con aguas templadas para relajarse, aliviar dolores y encontrar el equilibrio. Hoy, los seres humanos seguimos buscando actividades que ayuden a nuestro equilibrio emocional y físico. Una de las opciones más novedosas es el Water Yoga, una técnica que nos hace coordinar nuestros movimientos de forma natural, así como fortalecer y relajar la musculatura con ejercicios que fusionan la meditación y el relax. "Se trata de una disciplina que busca el control interno y externo del cuerpo y de la mente a través de la meditación, la flexibilidad, la concentración y por sobre todo, la relajación, indica Chris La Valle, profesora y una de las creadoras y precursoras del sistema Water Yoga.

Sabemos que el yoga sirve como medio para disfrutar del cuerpo y aprender a cambiar el estado de ánimo de forma natural y segura a través de su propio esfuerzo y en poco tiempo equilibrando nuestro organismo. También trabaja sobre los dos hemisferios cerebrales con las posturas, favorece el funcionamiento de las glándulas endocrinas masajeándolas y estimulándolas, y logra como resultado mayor seguridad en uno mismo y equilibrio emocional para despertar la energía vital. En síntesis: abarca el cuerpo, la mente y el espíritu. El equipo del centro Yogate explica que "el yoga en el agua invita al movimiento aprovechando la resistencia y la flotación del cuerpo, la temperatura y sobre todo la contención que el agua misma da. Esta es la gran diferencia entre realizar las asanas en tierra y en el agua". Y agregan que: "el yoga nos ayuda a percibir el agua de otra forma, nos hipersensibiliza, recibiendo el exterior desde otro lugar, desde el cuerpo entero, lo emocional, el placer, el juego con el compañero de clase, la distensión y fundamentalmente la relajación".

¿Cómo es una clase?

Al igual que una clase de yoga tradicional, se realizan ejercicios de precalentamiento y técnicas de respiración. También se utilizan secuencias de asanas (posturas) adaptadas al medio acuático y, en algunos casos, se agregan elementos para utilizar en una pileta.

La clase finaliza con los ejercicios de relajación y también se medita. Se puede realizar en forma individual o en grupo. Aunque el ejercicio final es cuando cada uno de los alumnos se ha duchado con agua caliente. En ese momento se completa el efecto del yoga en el agua, pero este momento no se puede expresar en palabras, hay que sentirlo para conocerlo y entenderlo.

El dato: esta disciplina no sólo puede practicarse en una pileta, sino también en un río, en un mar calmo, aguas termales, e incluso en la ducha o en la bañera.

Beneficios del Water yoga

  • Favorece la elongación muscular y mejora la movilidad de las articulaciones.
  • Reduce los altos niveles de ansiedad
  • Mejora la postura, relaja y alivia los dolores de aquellos que tienen inconvenientes en la columna vertebral .
  • Reduce los problemas circulatorios
  • Ayuda a respirar mejor
  • Tiene acción positiva en mujeres embarazadas y para su bebé, porque a través de ella recibirá una cantidad mayor de oxígeno a la sangre y esto mejorará su metabolismo.
  • Logra mejorar la circulación y al mismo tiempo disminuye la tensión, evitando las molestias que genera la mala circulación sanguínea, sobre todo a nivel del tren inferior (calambres, várices, etc.)

¿Para quiénes?

Casi todos pueden hacer Water yoga:

  • Niños
  • Embarazadas
  • Personas mayores
  • Personas con sobrepeso
  • Aquellos que padecen artritis
  • Personas con capacidades corporales limitadas

¿Qué tener en cuenta antes de practicarlo?

  • Se necesita saber si existen problemas de salud (cardíacos, respiratorios, por ejemplo)
  • Si se tienemiedo al agua o hubo alguna experiencia negativa en el medio acuático.
  • Luego de estos detalles es importante trabajar con las capacidades individuales de los alumnos y comenzar gradual y progresivamente, aumentando poco a poco las series de posturas.

Dónde practicarlo:

Chris La Valle Water Yoga brinda esta actividad con el aval de la Embajada de la India. Más información en: www.chrislavalle.com.ar/wateryoga.htm

También podés practicarlo en www.yogate.com.ar

Otra opción es el Centro Acuático Haedo.

La importancia de los deportes acuáticos para nuestra salud

Por la Dra Bárbara Pociurko. Médica MN 148894

El agua templada hace que nuestro cuerpo se relaje, que nuestros músculos y articulaciones sean más flexibles sin dolor y esto nos da la libertad de fortalecer y relajar la musculatura al mismo tiempo. También disminuye el riesgo de lesiones ya que reduce el impacto en las articulaciones y la sobrecarga muscular. Es importante destacar que muchos pacientes pueden verse beneficiados a través de los deportes acuáticos: aquellos con obesidad, con sobrepeso, con problemas en huesos, articulaciones o simplemente en mujeres embarazadas. El hecho de que el agua nos haga flotar hace más fácil el desplazamiento para estas personas.

Otros de los beneficios para aquellos que practiquen actividades acuáticas son: la disminución del estré y la ansiedad. Además, mejora la respiración y alivia dolores articulares y musculares (En muchos casos los pacientes pueden disminuir la dosis de los analgésicos).

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Carla Lioi / www.revistaohlala.com