Siete consejos para tomar sol sin peligro

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos propone estos pasos a seguir para cuidarse de la exposición solar.

Foto: Pixabay.com

Los rayos solares, las lámparas de rayos ultravioletas y otros artefactos usados para darle a la piel un tono bronceado, pueden ser peligrosos y causar:

  • Cáncer de piel.
  • Problemas con los ojos.
  • Debilitamiento del sistema inmunológico para combatir las enfermedades.
  • Manchas en la piel de aspecto desagradable, arrugas y piel curtida.

Consejos para protegerse de la exposición solar

Busque la sombra

Evite los rayos solares entre cuando éstos son más fuertes. No confíe en los días nublados. Los rayos solares pueden atravesar las nubes.

Use productos protectores de la piel contra los rayos del sol

Los productos con protección contra el sol están identificados con el símbolo "SPF" que significa Sun Protection Factor (Factor de Protección del Sol) seguido de un número. Entre más alto sea este número, mayor es la protección. Compre aquellos con un SPF número 30 o más alto y los que en la etiqueta dicen lo siguiente:

"broad spectrum," (espectro amplio) lo que significa protección contra los dos tipos de rayos solares dañinos

"water resistant," (resistente al agua) queriendo decir que la loción permanecerá más tiempo en la piel, aunque se haya mojado con agua o sudor.

Consejos para una correcta aplicación

  • Aplique una capa del protector sobre su piel, 15 o 30 minutos antes de salir a asolearse.
  • Frote la loción sobre todas las partes de la piel que no estén protegidas.
  • Asegúrese de cubrir sus párpados, labios, nariz, oídos, cuello, manos y pies. Si no tiene mucho pelo, úsela también sobre su cabeza.
  • No permita que el producto llegue hasta sus ojos; arderá como una quemadura.
  • Después de un rato, mientras se asolea, aplique más loción protectora sobre su piel. Lea la etiqueta para saber con qué frecuencia debe hacerlo.
  • No use estos productos en bebés menores de 6 meses de edad.
  • Aplique el protector de la piel en niños mayores de 6 meses cada vez que estén expuestos al sol.

Cubra su cabeza con un sombrero

Un sombrero de ala ancha, ayuda a defender el cuello, los oídos, los ojos y la cabeza.

Use anteojos para sol

Compre únicamente anteojos para sol con un sello que garantiza que los lentes pueden bloquear entre el 99 y el 100 por ciento de los rayos solares. Si no tienen el sello, no los compre.

Proteja su cuerpo

Use ropa liviana mientras esté bajo el sol; camisas con mangas largas y pantalones o faldas largas también.

Evite los métodos artificiales para el broncedo de la piel

Esto incluye las lámparas de rayos ultravioletas, las camillas bronceadoras, al igual que las píldoras y cosméticos para broncear la piel.

Algunas píldoras bronceadoras le dan a su piel un color anaranjado. La FDA ha aprobado este aditivo para colorear alimentos, pero no para broncear la piel. La gran cantidad de colorante añadido a las píldoras bronceadoras puede ser nocivo.

Los cosméticos bronceadores, son aplicados para darle a la piel un tono canela oscuro. En ocasiones el color puede ser removido con agua y jabón. Otras veces desaparece en unos pocos días. Estos productos no son lociones que protegen la piel contra el sol.

Examine su piel regularmente en busca de señales de cáncer de la piel

Observe cambios en tamaño, forma, color o volúmen de lunares, verrugas, manchas en la piel o marcas de nacimiento. Si nota algún cambio o tiene partes adoloridas que no sanan, visite a su médico sin demora.

Fuente: www.fda.gov. (Adaptación del Inglés por Carlos E. Aranguren, FDA Office of Public Affairs)

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción