Raúl Lucero, un innovador fortaleciendo capacidades

Capitalizando su profesión como docente y emprendedor, Raúl decidió crear oportunidades

Su profesión es la de docente de educación física, su vocación mejorar el mundo. Su nombre es Raúl Lucero y desde 1985 decidió emprender a favor del prójimo, maximizando las fortalezas de personas con discapacidad.

Mejorando el desarrollo de las capacidades, optimizando su calidad de vida mediante el estímulo terapéutico, emprendimientos productivos sustentables, actividades y eventos deportivos, Raúl es el hombre que decidió construir inclusión en primera persona.

A comienzos de la década del ‘80, la idea de fundar un escenario dedicado a personas con capacidades especiales comenzó a andar. El objetivo era crear un modelo holístico de inclusión social en el cual la oportunidades educativas, laborales y emocionales sean el eje de un proyecto definido por el aprendizaje como motor de autosuperación.

El nombre del emprendimiento definió su identidad: Andar. Crecer innovando, generando, trabajando y aprendiendo, es la consigna de una iniciativa que hoy es modelo a nivel mundial en la tarea de incluir a la personas con discapacidad en el mundo del trabajo y la educación.

Granja Andar, es el aporte de Raúl Lucero a una realidad adversa y muchas veces excluyente para las personas con capacidades especiales. En la Argentina mas de 2.2 millones de discapacitados deben afrontar limitaciones arquitectónicas, económicas, laborales, físicas, de comunicación y sociales que impiden su desarrollo pleno.

Capitalizando su profesión como docente y emprendedor, Raúl decidió crear oportunidades y en este sentido, Granja Andar se convirtió en un lugar diferente en donde las limitacines físicas o mentales son desafíos de autosuperación.

Este es el caso de su Granja Educativa que recibe más de 2.000 visitas anuales de establecimientos educativos y recibió galardones del Banco Mundial y UNICEF, por su labor en capacitación e integración laboral de jóvenes con discapacidad.

Raúl Lucero elaboró un modelo que trasciende su organización en si misma y colabora activamente con todas las escuelas del país. A través de la elaboración de propuestas anuales, las instituciones educativas presentan un plan de contenidos basados en talleres ecológicos sobre el cuidado del medioambiente, elaboración de alimentos, artesanías, huerta, vivero, granja y protección ambiental, que incrementan la toma de conciencia sobre la producción sustentable y brindan una formación educativa y laboral para los alumnos.

En Granja Andar además funciona una panadería en la cual trabajan de manera permanente 60 jóvenes.”Pan esperanza” es un emprendimiento rentable y exitoso: cuenta con una producción y distribución diaria para 75 escuelas públicas donde 20.000 chicos reciben los productos de Andar.

Además, se destaca su área de Catering, en la cual se elaboran desayunos, cocktails, almuerzos ejecutivos y servicios para casamientos y eventos que concentraron un total de más de 10 mil personas que recibieron sus servicios.

Raúl Lucero rompió con el estereotipo del prejuicio sobre la discapacidad y optimizó la calidad de vida de cientos de jóvenes que a través de la educación y la cultura del trabajo son un ejemplo de vida sobre como toda dificultad es una oportunidad para la autosuperación y una vida plena y signada por la felicidad.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción