Mujeres CEO al poder

El 2016 fue testigo del poder del género femenino para encabezar y dirigir varias de las empresas más importantes.

Ginni Rometty, actual CEO de IBM. Foto: ZDNet


Por Barbi Alloatti
@barbialloatti
:: Argentina ::

Desde hace varios años que la fuerza de la mujer hace eco en todos los rincones. Desde marchas por el respeto hacia el género, hasta mujeres que pasan a formar parte de la dirección de empresas multinacionales. El 2016 no fue la excepción a la regla.

Según datos de S&P Global Market Intelligence, en total 27 mujeres llegaron a ocupar las posiciones más altas de varias empresas de renombre. El informe fue realizado sobre una base de 500 empresas, lo que significa que el número de mujeres CEO aún no es muy alto, pero sin duda es una tendencia que está creciendo.

En términos porcentuales, en 2009 el índice femenino de liderazgo era de tan solo 1,7%. En 2016, este número aumentó a 4%. Estos datos indican que el poder de la mujer para encarar proyectos empresariales va en alza y promete grandes cambios positivos.

Mondelez, Pepsico, Campbell, IBM, Yahoo y General Motors son algunas de las compañías que ahora están dirigidas por mujeres exitosas. Ahora, ellas llegaron para romper con todos los estigmas impuestos y transformar radicalmente el mundo laboral.

Este fenómeno es esperanzador desde el punto de vista de la brecha de género: cada vez más, más mujeres se transforman en CEO en las empresas más importantes. Además, las diferencias en el ámbito laboral que se suelen hacer entre hombres y mujeres, como por ejemplo en los números salariales, podrían ir disminuyendo, junto a otros índices.

El crecimiento del liderazgo femenino traerá beneficios inmediatos en los ambientes de trabajo. Uno de ellos es la inclusión, ya que las mujeres directoras podrán ver las capacidades y aptitudes de otras mujeres y asignarles en el puesto adecuado para ellas.

Esta tendencia fomentará un ambiente de trabajo que no discriminará entre hombres y mujeres, un empleo más justo y sin diferencia de género, lo que disminuirá la brecha.

Además, un estudio de La Red de Investigación de Ciencias Sociales concluyó que las compañías dirigidas por mujeres sufren menos recortes, cuentan con menos contrataciones temporales y ofrecen mejores condiciones de trabajo. Así, se prometen trabajos más estables y seguros.

El mismo estudio afirma que el género femenino es más empático y paciente que el masculino para tolerar situaciones críticas. Esto se debe a que las mujeres dan más importancia a aspectos sociales del espacio laboral, tales como las relaciones entre colegas, la comunicación, el trabajo en equipo, entre otros.

Aún falta transitar en este camino hacia la equidad que será largo, pero los primeros pasos ya se dieron, y los cambios están apareciendo. Estos datos conforman un respiro esperanzador que nos muestran cómo será el futuro de las mujeres CEO al poder.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram