Mirando el cielo, estamos más cerca

“Hay un cielo que nos une”, este es el lema de Proyecto Miradas una iniciativa cultural, educativa y social nacida en la Argentina y hoy presente en todo Latinoamérica.

“Hay un cielo que nos une”, este es el lema de Proyecto Miradas, una iniciativa cultural, educativa y social nacida en la Argentina y hoy presente en todo Latinoamérica.

Sus creadores, Sofía Méndez y Daniel Ekdesman son un matrimonio rosarino que logró ejercer la solidaridad con innovación y creatividad, construyendo lazos entre los pueblos a partir de la enseñanza de astronomía.

El proyecto surgió en el 2011 y la idea principal fue construir educación y aprendizaje a partir de la observación. El cielo es un símbolo de igualdad, una herramienta para aprender y comprender que en la tierra a pesar de las diferencias económicas, sociales, culturales o geográficas todos los seres humanos compartimos miradas, visiones y misiones.

Es decir, “Proyecto Miradas” no sólo aporta conocimiento técnico y prácticas astronómicas sino también toma cada una de las herramientas que brinda esta ciencia para trabajar sobre la observación personal, la reflexión y la inculcación de valores que favorezcan al crecimiento y a la educación de los niños. La organización realiza talleres en escuelas rurales latinoamericanas y a través del conocimiento que aporta la astronomía, puedan aproximarse al mundo que los rodea, tanto externo como interno.

Tras la realización del taller, los docentes dialogan con los niños acerca de sus problemáticas, sus expectativas y visiones de su comunidad . El mensaje es, a modo de metáfora, que el cielo no es inalcanzable o distinto al de otros niños en el mundo sino todo lo contrario. A partir del conocimiento y la educación cada persona es capaz de transformarse y dar sentido real y verdadero a sus sueños Cada ser humano es único e irrepetible, pero el cielo trasciende la existencia, las singularidades e historias. Internalizado este concepto los niños comienzan a creer en la posibilidad de compartir y sentirse parte de una realidad más favorable y accesible a sus deseos y expectativas presentes y futuras. La astronomía es la herramienta para crear un mundo mejor.

Proyecto Miradas nació en el 2011 a través de las iniciativa de Sofía Méndez, docente de nivel inicial y psicóloga social; y de su esposo, Daniel Ekdesman, comunicador social e integrante del periódico rosarino “El Eslabón“. La idea de enseñar astronomía como un vehículo para la igualdad, no podía limitarse sólo a la ciudad de Rosario. Si todos los niños comparten un mismo cielo, entonces, había que trascender las fronteras. Sofía y Daniel armaron y acondicionaron una casa rodante con el fin de difundir y realizar su trabajo en toda América Latina. Su primer travesía tuvo una duración de 14 meses y el objetivo fue visitar dos escuelas rurales por país. Y así, lo hicieron. En cada centro educativo desarrollaron sus talleres experimentales utilizando instrumentos ópticos como elementos posibilitadores del desarrollo de la observación del cielo y su conexión con el interior de cada persona y su comunidad, sus raíces y su cultura.

La experiencia superó las expectativas de sus creadores. En el 2012 llegaron a la región de Chiapas, en México, y la fuerza de su propuesta tuvo su merecido reconocimiento. Fueron convocados a realizar un documental, a partir del registro en video que Sofía y Daniel habían recolectado durante todo el viaje. El material fue reconocido y premiado a través de un concurso organizado por la cadena noticiosa árabe Al Jazeera. En cada país, el matrimonio rosarino trabaja en forma conjunta con los docentes de las escuelas y bajo una técnica educativa multidisciplinaria, Proyecto Miradas, involucra y hace partícipe de su trabajo a los maestros y alumnos en una experiencia inolvidable.

Antiguos dispositivos de astronomía, telescopios, binoculares, mapas del cielo, un proyector y una biblioteca ambulante, son sus herramientas de trabajo para que los niños puedan acceder a la observación del cielo en su máxima expresión. La astronomía es el vehículo para enseñar aspectos técnicos del cosmos y por sobre todas las cosas, para comprender y aprender la cultura de su pueblo. Conociendo la historia y las raíces sociales de su comunidad los niños entienden el origen, el sentido y el significado de su propia biografía.

La travesía latinoamericana de Proyecto Miradas encuentra su identidad en el valor de comprender que todo lo que los seres humanos tienen de único y singular a su vez los hace semejantes con sus pares. Compartimos historias, actitudes, valores y un mismo cielo que cada día y cada noche nos invita a unirnos.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción