Mil niños unieron su voluntad solidaria en honor a Renzo

Honrando la memoria de Renzo, los chicos confeccionaron grullas de papel con la técnica de origami a través de la cuál plasmaron sus sentimientos y deseos hacia Belén y Haroldo, mamá y papá del niño

Alumnos de la Escuela Edgar Romero Maciel, en la provincia de Corrientes, decidieron rendirle un homenaje a Renzo Antonielli, el pequeño de dos años que recibió un trasplante de corazón y falleció el pasado 2 de agosto.
 
La Argentina en su totalidad se conmovió por la lucha de un niño que dejó una huella imborrable en todas y en cada una de las personas que identifican en Renzo a un símbolo de fortaleza y un emblema de la importancia de tomar conciencia sobre la donación de órganos.
 
Los niños materializaron este mensaje, este sentir de una sociedad entera en mil mensajes de esperanza que entregaron a los papás y abuelos de Renzo en un emotivo acto realizado en la institución educativa correntina.
 
Los alumnos escribieron, diseñaron y realizaron sus mensajes inspirados en la historia de una niña nacida en Hiroshima, Japón, que luchó por su supervivencia ante los efectos de la bomba atómica. Historias disímiles en tiempo e historia, pero similares por su fuerza y ejemplaridad.
 
Honrando la memoria de Renzo, los chicos confeccionaron grullas de papel con la técnica de origami a través de la cuál plasmaron sus sentimientos y deseos hacia Belén y Haroldo, mamá y papá del niño, que estuvieron presentes en el homenaje a su hijo y recibieron de manos de los niños cada uno de los mensajes.
 
Los alumnos realizaron sus obras durante todo el mes de agosto y fueron apoyados por los docentes y directivos de la escuela. La Asociación de Canillitas también se unió y tuvo un rol central en la tarea solidaria, ya que fueron quienes investigaron la historia de la niña de Hiroshima y aportaron los datos a los chicos inspirarlos y sumar a su iniciativa.
 
La ceremonia de entrega de los mensajes estuvo signada por la emoción y la solidaridad en su máxima expresión. Los padres de Renzo expresaron su eterno agradecimiento a los alumnos que recordaron a su hijo de la mejor forma, siendo solidarios.
 
El acto cerró con las palabras de Haroldo Antonelli, papa de Renzo, quien conmovió e instó a todos a tomar verdadera conciencia acerca de la donación de órganos: “Piensen que la donación no es prestar un órgano a un desconocido, sino que es el ser querido viviendo en otro cuerpo”.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano