Máxima será Reina de Holanda

La actual soberana real de ese país, Beatriz, abdicará hoy en favor de su hijo, Willem Alexander; las leyes holandesas permiten que la argentina asuma el trono

28 de enero 2013.

La Reina Beatriz de Holanda anunció su abdicación al trono en favor de su hijo, el príncipe Guillermo Alejandro, de 45 años, quien está casado con la argentina Máxima Zorreguieta. Lo hizo a través de un comunicado que fue televisado por la cadena oficial.

El discurso duró tres minutos. La reina se dirigió a su pueblo con suavidad, con ese tono que sabe que los holandeses aman escuchar. "La responsabilidad sobre nuestro país debe recaer en las manos de nuevas generaciones", dijo tras destacar que está a punto de cumplir 75 años y que considera que " es un buen momento" para dar paso a su hijo, el príncipe Guillermo, de 45 años, que se convertirá el próximo 30 de abril en el primer monarca varón de Holanda desde finales del siglo XIX. Subrayó también que no se despide de los holandeses, "a los que espero encontrar a menudo" -dijo- y aseguró que está "agradecida por los muchos años en los que he podido ser reina".

Guillermo será ungido entonces como rey en tres meses, y Máxima podrá ser reina ya que el Parlamento holandés aprobó en 2011 las leyes necesarias para que ella llevara el título de "Reina de los Países Bajos" cuando su suegra abdique al trono y su esposo se convierta en el nuevo rey, Guillermo IV.

Con 75 años, la reina cumple así con una tradición familiar de la Casa Real Holandesa. Ella también recibió la corona de manos de su madre, la reina Juliana, quien abdicó a los 71, de manera que no se espera el fallecimiento de la soberana o soberano saliente para la nueva coronación.

Hace mucho tiempo que los rumores sobre la abdicación de la reina pululaban por la prensa internacional. Es una de las soberanas más queridas de Europa, dueña de un carisma único, que la convirtió en la gran protagonista de cada acto en su país. No obstante, en los últimos años, la reina relegó ese papel a su nuera, la princesa Máxima, quien, tan carismática como ella, logró una empatía con su pueblo de adopción sin parangón. Máxima y Guillermo conforman una pareja ideal para acceder al trono como soberanos por el gran consenso que tienen.

Beatriz de Holanda: más de tres décadas en el poder

Beatriz Guillermina Armgard, nació el 31 de junio de 1938 en el Palacio Soestdijk, en Baarn, en el seno de la Casa Orange-Nassau, soberanos de Holanda. Fue la primera hija de la princesa Juliana y del príncipe Bernardo. Al nacer, recibió los títulos de Princesa de los Países Bajos, Princesa de Orange Nassau y Princesa de Lippe-Biesterfeld.

En mayo de 1940, al estallar la Segunda Guerra Mundial, la Familia Real Holandesa decide trasladarse a Inglaterra. Al poco tiempo de llegar a Londres, el padre de la princesa Beatriz, el príncipe Bernardo decide que abandonen Inglaterra, tanto su mujer la princesa Juliana, como sus hijas, las princesas Beatriz e Irene. El siguiente destino de la Princesa sería por tanto Ottawa, en Canadá, mientras que el príncipe Bernardo decidió quedarse en Inglaterra, junto a su madre, la reina Guillermina.

Al declararse el fin de la guerra, el 2 de agosto de 1945, la familia regresa a territorio holandés.

Durante su estancia en Canadá, la princesa Beatriz asistió a clases de primaria y de educación básica, que completaría, ya en suelo holandés, en el prestigioso colegio De Werkplaats. En 1950, la Princesa ingresaría en el centro Incrementum, una dependencia del Liceo Baarns, donde obtendría el título de bachillerato en 1956.

Ese mismo año, la Princesa ingresa en la Universidad de Leiden, donde estudiaría diferentes de cursos de sociología, derecho, economía, historia parlamentaria, sobre el estatuto de la corona, relaciones internacionales, las Antillas Holandesas y derechos europeos.

Durante estos años de estudios en la universidad, la Princesa desarrollaría actividades extraacadémicas a través de la Asociación de Estudiantes Femeninas. Además, visitaba organizaciones europeas e internacionales en Ginebra, Estrasburgo, París o Bruselas. En el verano de 1959, la princesa se licencia en derecho y dos años más tarde, recibiría su doctorado.

Tras anunciar su compromiso en televisión, en junio de 1965 y recibir la aprobación del Parlamento, la princesa Beatriz, se casó el 10 de marzo de 1966 con el diplomático alemán Claus von Amsberg. Después de la boda civil, el enlace religioso fue llevado a cabo por el pastor protestante H.J.Kater en la iglesia de Westerkerk. El príncipe Claus, recibiría en ese momento el título de Príncipe de los Países Bajos y Señor de Amsberg. Los Príncipes, se trasladaron a vivir al Castillo Drakensteyn, en Lage Vuursche, donde la princesa ya vivía desde 1963. En este castillo, los príncipes tuvieron a sus tres hijos. El príncipe Guillermo Alejandro, nacido en 1967, el príncipe Friso, nacido en 1968 y el príncipe Constantino, nacido en 1969.

El 30 de abril de 1980, la princesa Beatriz se convertía en Reina de Holanda, tras abdicar su madre, la Reina Juliana, de 71 años de edad. La ceremonia de coronación se produjo en la Nieuwe Kerk de Ámsterdam, donde se reunieron el Congreso y el Senado para confirmar su nombramiento. Desde ese día, todos los 30 de abril se celebra el día de la Reina, como homenaje a la Reina Juliana, madre de la Reina Beatriz. En ese momento, la Familia Real se traslada al Palacio Huis ten Bosch en La Haya, capital administrativa de Holanda. El Palacio Noordeinde se convertiría entonces en el lugar de trabajo de la Reina Beatriz. Su marido, el príncipe Claus, fallecería el 6 de octubre de 2002, en el Centro Médico Universitario de Ámsterdam.

La Reina Beatriz, tiene actualmente ocho nietos, todos ellos, nacidos después de la muerte del príncipe Claus. Las aficiones de la Reina Beatriz son la vela, la hípica, el tenis o esquiar. La vela, la práctica en su barco De Groene Draeck, que fue un regalo del pueblo holandés en su dieciocho cumpleaños..

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

LA NACION