Liderazgo corporativo: trabajo en equipo, flexibilidad y mirada de largo plazo, las claves

Es la opinión que compartieron dirigentes de empresas y especialistas durante el encuentro “Líderes que inspiran. Más allá de las palabras, experiencias para evolucionar y crecer”, que se realizó en la Embajada de Brasil. Además, insistieron que es importante saber convivir con los conflictos y asumir eventuales errores.

Flexibilidad, empatía, trabajo en equipo y perspectiva de largo plazo son las principales características que debe tener un líder corporativo, además de saber convivir con los conflictos y asumir eventuales errores, de acuerdo con la experiencia de dirigentes de empresas y especialistas.

“La palabra clave es la flexibilidad, entender cómo se hace para tener un grupo eficiente; hay formas de liderazgo diferentes según lo que necesita el grupo; como líder el desafío es entender a las personas que son parte de nuestro equipo, quién necesita más estímulo, más apoyo, quién debe ser moderado, para que puedan hacer un mejor trabajo”, sostuvo la presidenta de General Motors para Argentina, Paraguay y Uruguay, Isela Constantini.

Al participar del encuentro “Líderes que inspiran. Más allá de las palabras, experiencias para evolucionar y crecer”, que se realizó en la Embajada de Brasil, Constantini dijo que para tomar mejores decisiones, el líder debe conformar un grupo que lo cuestione, tener opuestos, y es necesario “que el equipo de trabajo se sienta parte de la decisión y lo implementen cómo algo nuestro, no como lo que el líder o la empresa quiere”. Asimismo, consideró que “la comunicación es importante, que el líder comunique y también el nivel de compromiso, entender qué necesita el empleado, que no pasa solamente por el sueldo, para mejorar el nivel de compromiso del empleado”.

Por su parte, la empresaria brasileña Elisa Correia, directora de baterías Moura Argentina, señaló que un líder debe “tener cierto desapego, formar equipos con personas mejores que el propio líder, no buscar sólo a alguien que haga la tarea” y enfatizó que “personas excelentes entregan resultados excelentes”. Dijo que la gestión “no es qué estilo tenés, sino que la gestión es preguntarse qué necesitan nuestros liderados. ¿Determinación, persuasión, que compartas, que delegues?” y agregó que, además, “las personas tienen que tener en claro qué se espera de ellas” para funcionar mejor en sus tareas.

En tanto, Gabriel Martino, presidente y CEO de HSBC Bank Argentina, coincidió en que en posiciones de liderazgo “hay que tener flexibilidad y dejar hacer y delegar, armar grupos; un líder tiene que saber escuchar, ser flexible y firme en las decisiones, saber armar equipos, saber dónde buscar la flexibilidad buscar lo mejor de la gente, no ser egoísta en las decisiones, es interesante tener gente que discuta lo que uno dice, saber escuchar”. Agregó que “todos los días estar abierto a aprender algo nuevo” y remarcó que “el líder se hace todos los días, y es muy importante que persiga sus convicciones”.

Liderazgo de mujer

Acerca de las particularidades del liderazgo femenino, Correia opinó que las mujeres “tenemos una visión naturalmente un poco más de mediano y largo plazo, pero hay gestiones que no dependen del género”; en tanto Isela destacó que “las mujeres hacemos un montón de cosas a la vez y el hombre es más enfocado”, pero matizó que no cree que “hoy se vea diferencia en el liderazgo de mujer o de hombre, sino que la empresa, el mercado, hace que cada uno vaya moldeándose como líder”.

Por su parte, Martino observó que “no es común tener mujeres en posiciones senior y esto es algo que tenemos que apoyar y mucho; tenemos que tratar en las organizaciones de apoyar a las mujeres para que continúen sus tareas; yo en algunas posiciones prefiero trabajar con mujeres porque creo que tienen más compromiso con las cosas, mucho más foco y en general llegan a tener mucho más química y compromiso con la compañía”.

Resolver problemas

Por otra parte, se refirieron a la resolución de conflictos y cómo afrontar “malas decisiones” y en este punto Constantini ponderó “la habilidad para ganar el tiempo para juntar la información y tener la mejor idea de cuál es el camino a seguir y que la decisión que tomes no te perjudique a mediano y largo plazo”. Además, señaló la importancia de generar “relacionamiento y credibilidad” para que la relación “no se rompa por un error” y dijo que las malas decisiones se deben afrontar con “honestidad y reaccionar rápidamente; es importante reconocerlo”.

Para Martino, ante los conflictos “hay que ser flexible. Tenemos conflictos todas las semanas más en los países emergentes, hay que saber convivir con el conflicto y saber que una no decisión es una decisión, entonces hay que ir y resolverlo” y, en caso de un error, “tomar la pérdida rápidamente, analizar lo que pasó y tratar de revertirlo lo mejor posible”.

Correia señaló que “tenemos problemas todos los días en nuestros países, nuevas reglas, problemas con personas y si no tenés una cierta pasión por resolver las cosas, creo que hay que dedicarse a otra cosa; hay que convivir con el conflicto, saber ganar tiempo y ante una mala decisión ser honesto y rápido con el problema, somos personas”.

No tenerle miedo a equivocarse

En el encuentro, organizado por Cambras Joven, el grupo joven de la Cámara de Comercio Argentino Brasileña de la República Argentina, participó también el neurólogo presidente de la Fundación INECO, Facundo Manes, quien aseguró que “una de las características del líder es estar dispuesto a dejar todo y anticiparse al futuro”, además de “trabajar en equipo, ya que hoy el conocimiento original se genera en equipo tanto en las ciencias duras como las humanísticas”. Enumeró algunos indicadores que predicen el éxito de un grupo como la capacidad de percepción social, poder ver qué está pasando en el cerebro del otro; que no haya una voz única y la presencia de mujeres, ya que la mujer tiene una percepción social y emocional diferente”.

“La neurociencia no sabe cómo se da el pensamiento creativo pero sí las condiciones que favorecen ese ‘momento Eureka’ (de descubrimiento), que son: haber pensado mucho tiempo una problema, casi obsesivamente; relajarse para favorecer el procesamiento de información; y estar preparado para equivocarse, aunque la educación y la sociedad estigmatizan el error”, dijo Manes.

En la apertura del foro, el ministro consejero de la Embajada del Brasil, Francisco Cannabrava, se refirió a su experiencia como diplomático y consideró que como líder “hay que aprender de los errores propios y ajenos; lograr empatía con el otro para saber cómo piensa; buscar un conocimiento lo más amplio posible; y pensar de manera estratégica, muchas veces nos quedamos cercanos a las demandas inmediatas, el cortoplacismo”.

“Lula (Da Silva) supo asumir un liderazgo por saber estar cerca de personas que están calificadas para apoyar el liderazgo. El liderazgo, si tenemos la sabiduría de utilizar compañeros que tienen la buena capacidad de ayudarte como líder y escucharlos, es una buena receta para un líder; no podemos mirar el bosque sin mirar el árbol porque nos chocamos ni mirar sólo el árbol; tenemos que buscar esta conciliación a diario, todos los días, de corto medio y largo plazo”, concluyó.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Fuente: Télam