La lalinense Celia Gómez Iglesias cumplió ayer 104 años

Celia Gómez tiene diez hijos, a los que se suman ya 38 nietos, 52 bisnietos y dos tataranietos

Deza-Tabeirós | Rocío Ramos | Lalín / La Voz de Galicia 15 de febrero de 2013

Celia Gómez Iglesias sopló ayer en Lalín las velas de su 104 cumpleaños. Y lo hizo acompañada de algunos de los más pequeños de la familia que acudieron a felicitarla, un nutrido grupo de bisnietos. El sábado la mayor parte de su extensa familia se dará cita de nuevo en Casa Pablo en A Goleta para celebrar con esta espléndida abuela su fiesta de cumpleaños con una comida.

Un ágape que reunirá a un ciento largo de familiares llegados desde diferentes puntos de la geografía gallega. Entre ellos de A Coruña, de Ourense o Vigo y de otros lugares de España como Santander o Madrid. Una familia que ya creció desde el año pasado y sumó un bisnieto más y un tataranieto más. Y eso que, como dice una de sus hijas, la familia no siguió su ejemplo en cuanto a prole se refiere porque si no «enchíamos un pobo nos solos».

Y es que Celia Gómez tiene diez hijos, a los que se suman ya 38 nietos, 52 bisnietos y dos tataranietos.

Hace un año Celia Gómez se alegraba de ver a sus bisnietos y bisnietas y esperaba volver a repetir la celebración al año siguiente. Un deseo que fue cumplido y este año volvió a celebrarlo con todos alrededor sin perdonar el cafecito de la tarde y luciendo sonrisa.

Aunque los años se van notando y desde hace unos cuantos las piernas ya no le responden , lo que le obliga a moverse en una silla de ruedas, sus familiares comentan que lo que no perdió es el apetito y se mantiene dicen «igual ou mellor que o ano pasado».

Y es que por esta lalinense nacida en Catasós parece que no pasan los años y ayer la alegría se le notaba en la cara. Celia fue costurera y reside en Lalín con su hija que ayer recibió a parte de la familia, hijos, nietos y un nutrido grupo de bisnietos que no pararon de darle besos y de achuchar a la bisa, además de ayudarle a soplar las velas.

El año pasado Celia estaba encantada con la fiesta que le tributaron y fue casi la última en abandonar el festejo en su honor. Una fiesta que un año más la familia repite para agasajar a Celia y celebrar sus espléndidos 104 años.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Fuente: www.lavozdegalicia.es