La idea de la nueva generación

Recientemente estuve platicando con mi sobrino de 20 años que me dijo: “Tía, nosotros somos la nueva generación” y nuestras ideas se van a empezar a imponer, ya lo que existe o ha existido siempre, se va a sustituir con esta nueva tendencia de pensamiento”

Publicado el 3 diciembre, 2012 .

Me encanta oír lo que la gente joven tiene que decir y las energías y ganas que tienen de salir al mundo y hacer de este un mejor lugar. Sin embargo, todos los que ya pasamos por ahí y lo que la experiencia y el tiempo nos ha enseñado, sabemos que esto no es suficiente.

A esa edad queremos imponer nuestras ideas y enseñarle a la gente con mas seniority, todo ese conocimiento fresco que acabamos de aprender y por qué debe ser bueno implementarlo. Esto no necesariamente se puede hacer así de un momento a otro en el mundo laboral, ya que primero tienes que aprender en la práctica lo que se espera de ti, y luego aplicar estos conocimientos o ideas.

Cuando me topo con gente muy joven en las empresas a las que voy a dar pláticas y los oyes diciendo que la forma de vestir no importa en los negocios o que los tatuajes son las nueva modalidad y no importa mostrarlos, me doy cuenta que hay una gran labor para poder compartir la herramientas que los van a llevar al éxito.

Algunas de estas personas empiezan a reconocer que por vestirse demasiado relajados, provoca un estereotipo ante los ojos de los demás. Aceptan que los empiezan a etiquetar como muy despreocupados, no tan capaces todavía de tener un crecimiento profesional. Quieren empezar a demostrar que quieren crecer y que se merecen puestos de mayor relevancia.

Esto lo tienen que proyectar para ser congruentes con esas metas y es cuando deciden transmitir una marca personal de liderazgo. Una vez que comprenden que junto con sus ideas y sus nuevas tendencias, lo pueden comunicar a través de su imagen y llegar al éxito más rápido.

Pretender que no importa cómo vistes, cómo te comportas, cómo te comunicas con otros, es simplemente cegarte ante las oportunidades de crecimiento que tienes frente a ti. Es importante como gente joven, no ser tan impulsivo, tener prudencia, saber observar, aprender todo lo que puedas, y reconocer que hay cosas que seguirás aprendiendo en el camino. Está es la clave más importante para alcanzar el éxito.

Por eso me gustaría recomendarle a esta nueva generación tener cuidado con las señales que mandan:

1. La ropa muy relajada afecta la credibilidad o el mensaje que estás proyectando. Le dice a otros que en tu forma de vestir, el que importa eres tú y tu comodidad, lo demás es irrelevante.

2. Recuerda que los tatuajes pueden mandar señales cruzadas, no es el mensaje que pensaste cuando te lo pusiste, es lo que provoca en otros al verlo.

3. Comunicarte de forma agresiva o contestar constantemente en defensa propia, solo por imponerte con colegas, jefes o peor aun con clientes, perjudica tu imagen como profesional y tus habilidades para relacionarte con otros.

4. Llegar tarde, no cuidar que tus uñas estén bien cuidadas, tu barba crecida, llegar con el almohadazo a trabajar, afecta directamente en la diligencia y responsabilidad que proyectas.

Decidir que tus formas e ideas son las que vas a imponer, no es tan fácil como crees. La experiencia y sabiduría de los que te llevan camino andado, se complementan con los conocimientos de la “nueva generación”, pero no te confundas creyendo que tu vas a cambiarlo todo, esto puede afectar qué tan rápido te integres y crezcas en la vida laboral.

Foto “© [olly] / [PhotoXpress]

Ale Marroquín, es consultor en imagen y protocolo de negocios. Certificada por la Asociación Internacional de Consultores en Imagen (AICI) como FLC (First Level Certificate). Con casi 20 años de experiencia en áreas de ventas y relaciones con clientes, Ale Marroquín, asesora a las personas para transformar sus habilidades en áreas de comunicación, liderazgo, comportamiento, actitud y apariencia profesional. ¡Transformando la imagen y comunicación en las personas! www.alemarroquin.com twitter @a_marroquin

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Fuente: http://www.alemarroquin.com/