La historia de una abuela que motiva a la amistad como vínculo supremo del optimismo y la autosuperación

Contagiar el entusiasmo y la motivación es una de las grandes virtudes de Dolores que capitalizó su optimismo en la Presidencia de la Asociación Civil “Jardín de Otoño” que trabaja con una comunidad de adultos mayores en el Hospital Fernández, en el barrio porteño de Palermo

Mientras que para algunas personas alcanzar la edad jubilatoria puede ser el fin del trabajo, para otras la vida recién comienza. Esta es la historia de Dolores Santos Arroyuelo, una abuela que hace 32 años atrás cuando se jubiló de su trabajo de toda la vida sintió que la vocación tocaba su puerta.
 
Entusiasmada por contar por primera vez con tiempo libre, decidió estudiar la carrera de Psicología Social. Aprendiendo y comprendiendo cómo ayudar al prójimo desde el campo de la salud mental, Dolores decidió formar parte de un escenario en el cuál sus pares, los abuelos puedan unirse y vincularse en pos de forjar lazos de amistad en una edad en la cuál compartir experiencias y vivencias es fundamental para mantenerse activo.
 
Contagiar el entusiasmo y la motivación es una de las grandes virtudes de Dolores que capitalizó su optimismo en la Presidencia de la Asociación Civil “Jardín de Otoño” que trabaja con una comunidad de adultos mayores en el Hospital Fernández, en el barrio porteño de Palermo.
 
Desde hace 40 años, la asociación brinda apoyo psicosocial a través de talleres de reflexión y aprendizaje a los abuelos a través de un equipo de profesionales conformado por psicólogas sociales reconocidas y becadas por sus alumnos.
 
El principal lema de Dolores es inculcar el valor de la amistad, el trabajo en equipo y la integración plena de las personas de la tercera edad que encuentran en sus amigos a sus grandes compañeros para salir adelante de las problemáticas que los aquejan.
 
Los abuelos comparten talleres y actividades relacionadas con la ciencia, la educación, la salud, el arte, el cine y el teatro. Motivando sus experiencias, vocaciones y capacidades comparten su pasión por la vida.
 
Dolores y sus abuelos fueron reconocidos con el premio a la Trayectoria 2013 por Universidad de Lanús y además, la Asociación Cristiana Femenina (YWCA Argentina) le entregó en el mes de abril el premio “Mujer Compromiso” por la ejemplar tarea que lleva adelante a favor de la comunidad.
 
Optimista, solidaria y comprometida, Dolores promueve la amistad como el valor supremo para ejercer la vida en las malas, en las buenas y siempre, en todo momento para reivindicar el derecho a la esperanza y a la alegría por sobre todas las cosas.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano