La actitud positiva sí logra cosas

La semana pasada estuve en Piedras Negras participando en al Universidad Vizcaya de las Américas impartiendo la conferencia de “Personal Branding”

Por Ale Marroquín

Publicado el 29 abril, 2013

Mónica García la directora del plantel y su gran equipo de trabajo, organizaron este magno evento dónde el principal conferencista fue Miguel Angel Cornejo. En este grupo de conferencistas también participó Gerardo Castillo de Saltillo.

Para mí fue una experiencia súper enriquecedora y me volvió a recordar por qué la actitud positiva logra cosas. Para empezar, Mónica nos contó cómo muchas personas le decían que ¿Cómo imaginaba que para este evento de emprendedores de la Universidad Vizcaya de las Américas, iba a contar con la presencia del afamado, Miguel Angel Cornejo? En un proceso largo de contar, Mónica se hizo presente en México y no me pregunten cómo le hizo, pero el con mucho gusto aceptó la invitación.

También nos platicó de cuando ella empezó a trabajar en la Universidad. El plantel era muy pequeño y le hacía falta mejorar sus instalaciones. No sólo logró crecer el staff con personas que la apoyan y están comprometidas con el proyecto de posicionar esta institución como las mejores de Piedras Negras; poco a poco ha conseguido mejorar las instalaciones y ha aumentado las carreras que se ofrecen. Siempre pensando que todo es posible. Hoy tiene 1400 estudiantes entre el colegio secundaria, preparatoria y universidad.

Ver la energía de Mónica y de cómo logra cosas y se rodea de gente que la sigue y que tiene su mismo entusiasmo, es un gran ejemplo de liderazgo exitoso. Describe cómo la mayoría de los líderes deben ser. Un líder verdadero se rodea de gente más lista que contribuye con sus talentos para alcanzar un objetivo. No importa que tan difícil puede ser algo, lo importante es proponértelo y con energía positiva, alcanzarlo. Un líder no es nadie sin su gente. Ella les echa el ojo y se rodea de personas con una disposición de servicio y una actitud, que han hecho en conjunto todos estos logros.

Rodeada de este entusiasmo con la asistencia de un publico de casi 700 personas, sentí satisfacción de participar en este maravilloso evento. Esto fue el miércoles y yo tenía que regresar el jueves temprano para el cumpleaños de mi hija. Por motivos ajenos a nosotros, mi vuelo tenía una escala de 4 horas en Saltillo y eso haría que llegara muy tarde a México para verla. Me sugirieron que pidiera en el aeropuerto que me pusieran en el vuelo directo, pero que eso no era seguro que fuera posible.

Al llegar al aeropuerto, decidí que en verdad una actitud positiva hace que las cosas sucedan. Así que mostré una foto de mi hija, para que las personas de la aerolínea, visualizarán la razón por la que tenía que irme en ese avión. El Lic Cornejo, muy amablemente, también promulgó en voz alta una serie de frases, pidiendo que fuera posible llegar a ver a Valentina. Un militar en la sección de aduanas, se reía de mi energía para pedir estar en ese avión y me dijo que también iba a convocar en su mente que esto fuera posible. Si hoy le preguntan a los empleados del aeropuerto de Piedras Negras, seguro muchos se acuerdan de la mujer que quería subirse al avión directo al DF.

Al llegar a Saltillo, ya bajando del avión, dispuesta a ir a insistir otro poco más para poder irme en ese vuelo (siempre con buenas formas, pero seguro muy intensa), había un empleado de la aerolínea esperándome para decirme que habían confirmado mi lugar en el mismo viaje. Creo que alcancé a soltar el maletín de la computadora y lo abracé. Al Lic. Cornejo antes de bajar le dije que estaba segura que regresaría, y cuando le toqué el hombro para comentarle que ya estaba de vuelta, riendo me felicitó.

Llegué a México a buena hora para estar con mi hija en su cumpleaños, y estoy convencida, que con las buenas formas, y actitud positiva todo sucede. El NO ya lo tenía, así que, no podía perder más que 4 horas en el aeropuerto de Saltillo. Algunos podrán decir que fue suerte, yo prefiero decir que fue un contagio de energía y actitud positiva de todo el equipo de la Universidad y de la gente que los rodeó en este proceso.

Lo mejor fue ver la cara de mi hija cuando le conté que di abrazos a personas que no conocía y que a otros, cuando pensé que no me iba, se los pedí de regreso. Estoy segura que en su mente pensó “Eso no es ni etiqueta ni estilo mamá”. Yo te quiero preguntar ¿Tú qué esperas para lograr cosas?

Foto “© [tombaky] / [PhotoXpress]

Ale Marroquín, es consultor en imagen y protocolo de negocios. Certificada por la Asociación Internacional de Consultores en Imagen (AICI) como FLC (First Level Certificate). Con casi 20 años de experiencia en áreas de ventas y relaciones con clientes, Ale Marroquín, asesora a las personas para transformar sus habilidades en áreas de comunicación, liderazgo, comportamiento, actitud y apariencia profesional. Acelerando el potencial de las personas. www.alemarroquin.com twitter @a_marroquin

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

www.alemarroquin.com