La acción de los héroes solidarios en la tragedia de Rosario

Sin dudas, los profesionales de la salud fueron los grandes protagonistas

Médicos, bomberos, rescatistas, vecinos, ONG´s y hombres y mujeres cuyo cuya misión fue ayudar, fueron los protagonistas de la solidaridad en la tragedia que conmocionó a la ciudad de Rosario.
 
Los voluntarios fueron el denominador común de un gran dolor que sacudió a la ciudad santafecina, y cientos de personas le pusieron el cuerpo y el alma a tender una mano solidaria a los familiares de las víctimas y a todas las personas que trabajaron incansablemente, día y noche, en el lugar de la tragedia ocurrida en el edificio de Salta y Balcarce.
 
Desde que se conoció la noticia del derrumbe del edificio, Pablo Pezzoli de la ONG Rosario Solidaria reunió a sus voluntarios para contener a las familias, a los vecinos y también brindar un plato de comida, bebidas e infusiones a las personas que estaban trabajando para salvar vidas. Además Rosario Solidaria se encuentra al frente de una tarea fundamental en estos momentos. La ONG dispuso una plataforma de operaciones en la cual se reciben todo tipo de objetos o documentación que pertenezca a los vecinos del edificio de Salta al 2100.
 
En el stand, ubicado en la calle Oroño entre Salta y Catamarca, se están centralizando todas las pertenencias halladas por los vecinos. Los voluntarios de la organización se encuentran ordenando todo tipo de objetos y documentos con el fin de entregarlos a sus dueños o familias.
 
Los comerciantes de la zona también dieron un gran ejemplo de conducta solidaria. La mayoría de los bares y restaurantes de la zona abrieron sus puertas para resguardar a los familiares de las víctimas y brindarles de manera absolutamente gratuita un desayuno, almuerzo y cena. Este es el caso del bar y restaurante Rock And Felleres, cuyos propietarios dispusieron las instalaciones del lugar para dar refugio a las familias afectadas y brindarles un plato de comida.
 
Por su parte, el Ejército de Salvación desde el lunes emplazó una mesa con infusiones, agua, gaseosas y comida para que los rescatistas, paramédicos y bomberos tengan a su absoluta disposición alimentos y bebidas durante toda la jornada. Los voluntarios se organizaron en distintos turnos para que su servicio fuera constante y permanente durante las 24 horas. Sin dudas, los profesionales de la salud fueron los grandes protagonistas.
 
Los paramédicos del Instituto Ret, apenas conocieron la noticia de la tragedia arribaron al lugar para colaborar y asistir de manera inmediata a los pacientes que eran rescatados por los bomberos. Desde la vocación de asistir, contener y ayudar al prójimo hoy Rosario da el ejemplo sobre como la solidaridad es la acción más noble y legitima para curar el dolor.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano