Ilhabela es una fiesta y los jóvenes lo saben

Ilhabela, el tercer destino de nuestro viaje a bordo del Costa Fascinosa, es una isla que pertenece al estado de São Paulo y es el único municipio-archipiélago océanico de Brasil.


Por Martín Leonetti
:: Argentina ::

A bordo del Costa Fascinosa - Ilhabela, como su nombre lo indica, es una isla vistada principalmente por los veraneantes paulistas, que tienen sus casas y yachts para pasar sus vacaciones. Durante la temporada de verano, diciembre, enero y febrero; su población llega a quintuplicarse. La isla es conocida también como la “Capital de Vela”, atrayendo a muchos deportistas náuticos a practicar diversas disciplinas y a competir en regatas. Cuenta con 41 playas y está catalogada como parque tropical, ya que se caracteriza por contar con una frondosa vegetación proveniente de la “mata atlántica”.

"No me molestes mosquito"

Uno de los pobladores típicos de la isla es el famoso mosquito “borrachudo”, que se encuentra principalmente en las playas del norte o zonas más agrestes y plenas de vegetación. Lo ideal es llevar siempre encima repelente o citronela, porque estos mosquitos son “muy picosos”.

Como vuelan bajo, pican en las piernas, por debajo de la rodilla y sus ronchas y picazón son famosas. No es para alertarse, pero recomendamos llevar ropa blanca, no usar perfume y ponerse repelente sobre la piel, si se van a visitar playas fuera de la ciudad principal.

Listo para bajar

Luego del desayuno de rigor con porción de frutas, huevos, tostadas y café con leche, me dispongo a bajar a recorrer Ilhabela. El tiempo es ideal, soleado y no muy caluroso. Además el color azul del mar y el frondoso paisaje, "cargan las pilas" para el paseo. Para mí el efecto del mar es un anti stress natural.

Un viaje de 5 minutos en tender nos deja justo en el muelle principal. Como el tiempo de estadía aquí es breve, decidí seguir al grupo de jóvenes que viajaron en este #CruceroJoven, que seguían de fiesta desde la noche anterior y cantaban “Felices los 4” en el tender, con sus parlantes portátiles a todo volúmen, mientras los marinos filipinos miran entre nerviosos y desconcertados, pero sonriendo.

#CruceroJoven

Un contingente de jóvenes de todo el país, disfrutaron de una experiencia de crucero inolvidable. Servicios VIP, acceso al Spa, Internet a bordo, fiestas temáticas, influencers, comida 24 horas, entre otros. Como pasajero, la verdad es que todo estuvo muy bien organizado, con mucha seguridad y coordinado desde Costa por Patricio Arturi, quien estuvo en todo momento pendiente de ellos.

Fiesta millenial en la playa

La caravana de jóvenes se dirigió unos 400 metros hacia la derecha, para llegar a una playa cercana, donde ya se había instalado la “DJ”. Potente sonido, drones y mucha tecnología para registrar esta fiesta millenial para las redes sociales.

Además de música, tragos, baile, arena, sol y todo lo que un verano perfecto significa para los jóvenes, la fiesta consistió en unttarse con polvos de colores, para culminar con un masivo chapuzón en el mar.

Una conocida DJ le puso “toda la onda” a la mañana de Ilhabela.

La playa más cercana al muelle es una buena opción para aprovechar el poco tiempo en la isla.

Luego de la movida millenial, me fui a recorrer los comercios de la zona, que ofrecen todo tipo de prendas y souvenirs de la isla.

La calle principal, muy pintoresca, se encuentra cerca del muelle, con casas de colores alegres y palmeras. Todo el lugar está muy cuidado y prolijo. Llegando a una plaza, se encuentra una hermosa iglesia blanca y azul, que vale la pena conocer.

La costanera de Ilhabela, un hermoso paseo para caminar con vista al mar

El Costa Fascinosa asoma entre los veleros de Ilhabela.

Curiosidad: ¿Por qué los cruceros sólo recalan 4 horas en esta isla?

Muchos pasajeros, al ver que viajábamos cubriendo el viaje, me preguntaron la razón de tan breve estadía en este maravilloso destino.

La principal razón se debe a que entre Río e Ilhabela hay 1 día y medio de navegación. Eso significa que hay que hacerlo así, para que el itinerario dé la cantidad de días precisos; y las llegadas y partidas se produzcan en horarios lógicos. En nuestro #CruceroJoven, el destino siguiente es Montevideo, Uruguay. Si te quedás todo el día en Ilhabela, llegarías a Montevideo a las 3 de la tarde, debiendo partir a las 18hs. para seguir hacia Buenos Aires. Como verán, todo tiene una explicación en la vida.

Y está bueno entender que un crucero requiere de una organización y logística enormes. Como dato, los cruceros de esta temporada se diseñaron con dos años de anticipación, debido al desafío logístico que implica que podamos disfrutar sin sobresaltos de una experiencia vacacional inolvidable.

Otra escala más en nuestro viaje de 8 noches, a bordo del Costa Fascinosa.

¡Hasta el próximo destino!

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram