Huertas hogareñas, la opción sustentable para los centros urbanos

Las huertas hidropónicas son una alternativa ecológica y saludable para quienes desean cultivar sus propios alimentos.

La alimentación saludable es uno de los máximos avales para gozar de una buena salud e incrementar las probabilidades de prevenir enfermedades. Materializar el bienestar no es una utopia inalcanzable sino que está a alcance de todas las posibilidades económicas, sociales, culturales y geográficas. Hoy la misión es crear y aplicar ideas innovadoras para la vida cotidiana y sumar calidad de vida.

Una de las tendencias más sustentables para lograr una alimentación saludable en los centros urbanos son las huertas en casa. Estos emprendimientos que hoy son tendencia en el mundo se caracterizan especialmente por su adaptabilidad a los departamentos o casas pequeñas, propias de las grandes ciudades y hoy se han convertido en la metodología ecológica por excelencia para quienes desean cultivar sus propios alimentos e incorporarlos a una dieta saludable.

Las huertas hogareñas destinadas a espacios reducidos se conocen técnicamente bajo el nombre de huertas hidropónicas. A diferencia de las tradicionales se trata de cultivos sin tierra en las cuales las plantas reciben los nutrientes que necesitan a través de una solución disuelta agua.

Es decir, al no necesitar tierra los cultivos no son afectados por los hongos, bacterias o distintas enfermedades y así su principal cualidad es la garantía para su consumo. Otro de los grandes valores agregados de las huertas caseras es que pueden adaptarse a todos los espacios como patios internos, balcones, jardines e incluso en pequeños espacios en cocinas o lavaderos, ya que sus estructuras no superan los 70 centímetros.

Uno de los principales beneficios de las huertas hogareñas no sólo es disfrutar del proceso de cultivar frutas o verduras propias sino además posee beneficios para la salud. Los alimentos orgánicos conservan sus propiedades naturales y mejoran sus propiedades nutritivas, realzando el aroma, sabor, y color de los alimentos.

En Buenos Aires, existen organizaciones que asesoran a los interesados en crear y desarrollar en su hogar huertas hidropónicas. Este es el caso, de Verde al Cubo, un emprendimiento a cargo de ingenieros agrónomos que asesora en el desarrollo de diversos cultivos en centros urbanos.

A partir de la experiencia aplicada por la organización existe una multiplicidad de vegetales, frutas y hierbas que pueden cultivarse en espacios reducidos y con resultados exitosos tales como: diversos tipos de lechugas, rúcula, espinaca, apio, tomate, pimiento, berenjenas, pepino, frutilla, zapallo, puerro, cedrón, ciboulette y menta, entre otros.

También, esta técnica es ideal para el cultivo de flores como amapolas, tulipanes, margaritas o begonias, y así crear espacios signados por la presencia de la naturaleza en plena ciudad.

La sustentabilidad hoy es una norma que acompaña y estimula a la generación de emprendimientos a favor de la preservación y cuidado del medio ambiente, pero también es la instauración de un cambio cultural en el cuál el hombre en el campo o en la ciudad tiene la oportunidad de considerar todas sus opciones para cuidar su salud y la de su entorno.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram