Fracaso u oportunidad

Cuántas veces nos hemos topado con situaciones en que al enfrentar obstáculos o retos en el camino, nos desalienta a seguir adelante…

Publicado el 28 febrero, 2013

…Nos ponemos a pensar qué tanto vale la pena seguir intentando hacer algo o si de plano no somos buenos para realizar ciertas actividades.

Recientemente a mi hijo se le presentó la oportunidad de participar para ser elegido para una clínica de futbol en el extranjero, en la cual no estuvo entre los seleccionados. Lo difícil como mamá es dar el apoyo moral, por que lo primero que se nos viene a la mente es si no es suficientemente bueno, o en base a que tomaron la decisión, y como papás puede ser que estemos sesgados y no seamos objetivos. Es importante apoyarlos desde ahorita para que se animen a seguir adelante.

Mi consejo fue que si en esta ocasión no lo escogieron y es realmente algo que quiere lograr, tiene que seguir intentándolo. Hay que investigar en qué puede perfeccionar su disciplina para alcanzar lo que se propone. Este tipo de pruebas, los ayudan a enfrentar en su vida adulta estos múltiples y más serios obstáculos que se nos presentan. La lección que le puedo dar a mi hijo, es que no se derrote y que más bien aprenda de lo sucedido para mejorar y seguir trabajando, si eso es lo que quiere alcanzar.

Esa situación se presenta mucho en la vida laboral de las personas. No siempre el resultado de lo que emprendemos es con éxito. En muchas ocasiones, al pensar que estamos echándole muchas ganas y toda nuestra energía, no entendemos por que las cosas no salen como planeado. Eso es lo típico que se viene a la mente, cuando en realidad, en lugar de verlo como un fracaso o qué fue lo que hicimos mal, podemos observar cómo hacerlo mejor.

Hay que reflexionar para darnos cuenta qué nos deja este obstáculo en el camino para poder enfrentarlo en el futuro y evitar que vuelva a suceder. Es en realidad una gran oportunidad para aprender y seguir intentando hacerlo mejor. Esa es mi sugerencia para conseguir resultados exitosos.

Detenerte y lamentarte por lo mal que salió o lo mal que lo hiciste, no resuelve nada mas que atormentarte y dejarte en el mismo lugar. Sin embargo, agarrar de esto una oportunidad para mejorar, para no volver a cometer errores si es que los hubo, quizá sea solo una pequeña modificación en la forma de plantear el camino para lograr una estrategia definida.

La actitud cuenta en el éxito de lo que emprendas, si te sientes derrotado, si decides enconcharte y pensar lo malo que fue, en lugar de lo bueno que puede salir de todo, seguramente no obtendrás resultados positivos. Cambiemos el chip y demos un giro positivo a nuestra actitud. Busca evitar estos obstáculos en el futuro y sigue para adelante para alcanzar el éxito. Demuestra ese nivel profesional a la altura de quien obtiene grandes logros.

Foto “© [imageteam] / [PhotoXpress]

Ale Marroquín, es consultor en imagen y protocolo de negocios. Certificada por la Asociación Internacional de Consultores en Imagen (AICI) como FLC (First Level Certificate). Con casi 20 años de experiencia en áreas de ventas y relaciones con clientes, Ale Marroquín, asesora a las personas para transformar sus habilidades en áreas de comunicación, liderazgo, comportamiento, actitud y apariencia profesional. Acelerando el potencial de las personas. www.alemarroquin.com twitter @a_marroquin

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

http://www.alemarroquin.com/