Entrenar para divertirse

El sistema Active Functional Training propone un entrenamiento físico participativo, lúdico y adaptado, para que más personas estén en movimiento.

Adrián Schiavello, profesor de Educación Física y Julián Rud, Counselor, fundadores de Active Functional Training


Por Martín Leonetti
:: Argentina ::

Active Funcional Training nació en el año 2010. La idea comenzó cuando sus fundadores, Adrián Schiavello, profesor de Educación Física y Julián Rud, Counselor, entendieron la necesidad del mercado de tener un programa divertido, adaptado, fácil y atractivo para todas las personas con entrenamiento funcional, como herramienta clave para acercar a las personas a la actividad física.

"El programa de Active consiste con movimientos que son naturales en el cuerpo humano, patrones básicos de movimiento que cualquier persona en su vida cotidiana o en su gesto deportivo lo pueda utilizar", señala Schiavello.

El objetivo de este entrenamiento tiene que ver con mejorar esos patrones y hacerlos más eficientes a la hora de actuar en su vida cotidiana o en cualquier tipo de deporte. El programa es adaptable a cualquier persona, no importa el sexo, no importa la edad, no importa su condición física. Schiavello destaca también que "la idea es que la persona pueda mejorar sus patrones básicos de movimiento a través de ejercicios sencillos, prácticos y sobre todo adaptables a cualquier tipo de persona".

"El mundo no cambia con tu opinión, cambia con tu ejemplo"

Julián Rud pone el foco en algo más que el entrenamiento, destacando el impacto social que tiene realizar actividades con otras personas. "Parte del desarrollo que nosotros fuimos haciendo tiene que ver con entender cual es la necesidad de cada una de las personas que viene. Independientemente de la individualización y de trabajar con cada uno, entendemos que hay razones que convocan a la gente a acercarse a hacer actividad física. Uno tiene que ver con la pertenencia, respecto de entrenar con otros, vincularme con otras personas y que tienen que ver un poco con la esencia nuestra como especie, que es la relación con otros y la construcción de vínculos que nos hace mas fuertes. Por el otro lado esta la necesidad de estar en un lugar donde otros me valoren y por eso acá trabajamos con el foco puesto en la importancia de cada una de las personas. Y generalmente cuando uno se siente valorado por los demás mejora algo que tiene que ver con su propia valoración, algunos la conocen como la autoestima".

Rud explica que cuando eso ocurre, es más probable que la persona pueda alcanzar los objetivos que se plantea; y esto tiene relación directa con la autorrealización. "Lo que nosotros queremos es que la gente pueda alcanzar los objetivos que se plantea cuando viene. No solamente se trata de que entrenar sea una excusa para divertirnos. Y entendemos que cuando uno utiliza un condimento lúdico como parte de la receta de la propuesta, es más atractivo, la gente empieza a entender que no "tiene" que venir, sino que "quiere" venir".

Desde lo técnico, los procesos, hasta la forma en la que se trabaja dentro de los clubes está pensada para generar la mejor experiencia de la gente que llega a participar. "Nosotros creemos en la forma en la que entrenamos, por eso en algún lado puede aparecer escrito que somos fanáticos funcionales", dice Schiavello.

Según el equipo de Active, el fanatismo tiene que ver con creer en lo que hacemos, vivir con el ejemplo de lo que hacemos y entendemos que tenemos que ponerlo en práctica.

Alguien dice por ahí que "el mundo no cambia con tu opinió,n cambia con tu ejemplo". Por eso intentamos ser ejemplo de ese cambio y trabajar para que eso ocurra.

Una buena idea que dio comienzo a un buen negocio

Gracias a la gran afluencia de personas que comenzaron con este tipo de actividad desde 2013, Active Training lleva hasta el momento 9 licencias en funcionamiento. La marca cuenta con dos modelos de licencias: Active Functional Club, donde hay diferentes tipos de actividades y un nuevo modelo que es el Studio Active que es un modelo un poco más chico para todo tipo de emprendedores.

El modelo que proponen es el de licencia, que es más fácil y más flexible que algún tipo de franquicia. A eso se refiere Adrián Schiavello: "La idea es darles herramientas y soporte desde nosotros como directores, desde un equipo trabajando en las operaciones, asistencia comercial, etc. Porque la idea clara es que más personas tengan trabajo con esto, que más personas compartan nuestra misión y que más personas estén en movimiento".

Julián Rud, con una mirada centrada en la persona y la sinergia colectiva, descató además que "una parte importante de todo lo que hacemos está fundamentada en una creencia muy importante en el equipo. Detrás nuestro hay un montón de gente, un montón de profesores de educación física que todos los días trabajan en cada uno de los clubes para que más gente este en movimiento".

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram