El sentido y el origen de las danzas que hacen bailar a América Latina

El baile es uno de los elementos culturales que definen el sentir de los pueblo y América Latina ha convertido a sus danzas en un arte.

El cuerpo habla y si de ritmos latinoamericanos se trata, la pasión por sus danzas está a flor de piel. El baile es uno de los elementos culturales que definen el sentir de los pueblo y América Latina ha convertido a sus danzas en un arte.

Uno de los imperdibles de la región es el merengue, el baile nacional de República Dominicana. La historia cuenta que el origen de esta danza se remota a fines del siglo XVIII cuando los esclavos africanos contemplaban las grandes fiestas que realizaban sus amos y comenzaron a imitar sus pasos de baile.

Pero, ante el tedio que desataba la formalidad de esta danza aristocrática, los esclavos decidieron modificar las convenciones y le sumaron un breve salto o brinco y el sonido característico de sus tambores. Así, la opresión y el dolor fueron convertidos y resignificados en un hecho artístico único que luego le daría identidad a la cultura latinoamericana.

Además del merengue, quien desea conocer el alma de América Latina debe descubrir la alegría de la rumba. Al igual que la mayoría de las danzas latinas, su origen es africano y es conocido históricamente como el ritmo de la “fertilidad”.

La gran particularidad de este baile es el rol dominante que ocupa la mujer, quien lleva el compás del ritmo y define el papel del hombre paso a paso.

Cuba fue el país que popularizó la rumba, que encontró una enorme repercusión en los Estados Unidos, en dónde a finales de la década del ´30 las orquestas del género se presentaban en el Hotel Waldorf Astoria en la Gran Manzana. Alma de la danza latina, la rumba sigue haciendo mover el cuerpo del continente y del mundo.

Otro género latino por excelencia es el mambo. Esta danza, se baila en 4 tiempos, tres movimientos y una pausa, marcando un paso hacia adelante con el pie izquierdo y luego uno atrás con el derecho. La postura es contundente, los brazos se dejan rígidos y la libertad debe predominar en las caderas.

El mambo requiere principalmente velocidad en los pies y mucha energía.

Algunos de los artistas más populares del género son: Tito Rodriquez, Pupi Campo, Tito Puente y Xavier Cugat y los especialistas coinciden que a la hora de bailar es uno de los ritmos más difíciles entre las géneros latinos.

Brasil también es una tierra rica en el nacimiento de ritmos, y la lambada es uno de sus danzas más populares.

El término "Lambada" proviene de una palabra portuguesa usada en Brasil que describe el movimiento de un látigo. Este movimiento ondulatorio y suelto es imitado por los cuerpos de los bailarines y la ambigüedad oscura de esta figura, es una de las marcas registradas que la distingue de otras danzas.

¿Cómo bailarla? La Lambada es bailada con rodillas dobladas. Las caderas se columpian de un lado a otro y el cuerpo se inclina hacia atrás y hacia adelante.

Las playas brasileras son el escenario de una danza extremadamente atractiva.

En la cruz del sur, es el tango el sonido que define su sentir e identidad. Para comprender y conocer al 2x4 bien vale la pena conocer su nacimiento.

El tango de origen comenzó a bailarse en ambientes prostibularios ya que era un género bailado exclusivamente por hombres y sólo las prostitutas y camareras era las únicas mujeres presentes en las academias o “perigundines“.

La clave del tango es el abrazo, y tiene la particularidad que es el hombre quien lleva a la mujer. Territorio de uno de los bailes estéticamente más bellos hoy es una danza que tiene el mundo a sus pies.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción