El genio nunca es reconocido

¿Cómo murió Nikola Tesla?

Tenía 87 años, estaba solo y vivía en ostracismo. No tenía dinero ni el reconocimiento de los hombres. El gobierno de los Estados Unidos intervino todos los documentos de su despacho y sus investigaciones. Todavía no han sido desclasificados.

¿Qué ideas se perdieron para siempre de su mente excéntrica y casi sobrenatural? Jamás lo sabremos.

Produjo 700 patentes y 1600 dispositivos que revolucionaron la ciencia y sentaron horizontes insospechados en la humanidad. Sin embargo, dispersó demasiada energía, tiempo y recursos en demostrar lo que había concebido y defenderse de sus detractores: Edison, Marconi, J.P. Morgan. Lo combatieron por celos, envidia e incomprensión. Muchas de sus ideas le fueron usurpadas, copiadas o quemadas en el laboratorio.

El padre de la corriente alterna, el motor asíncrono, el campo magnético rotativo, la radio, la tecnología inalámbrica o los rayos x, era considerado un científico loco por sus afirmaciones inverosímiles. Memorizaba libros completos y tenía raptos de inspiración con alucinaciones. Podía visualizar una invención en su cerebro con precisión extrema, incluyendo todas las dimensiones, antes de iniciar la etapa de construcción.

Algunos de sus estudios nadie podía descifrarlos debido a su enorme capacidad inductiva. Decía: “Antes que pasen muchas generaciones, nuestras máquinas serán impulsadas por un poder obtenido en cualquier punto del universo”. Como una paradoja, Marconi obtuvo el premio Nobel de física por la invención de la radio en 1909, error que fue enmendado por la Corte Suprema en 1943. Edison por su histórica rivalidad, se negó a compartir el premio Nobel con Tesla, en el caso que le fuera otorgado, lo que finalmente no sucedió.

El epílogo de la vida de un hombre a veces describe con ingenio cómo ha vivido. A Tesla le llevó toda su vida crear y demostrar sus ideas geniales, no supo o no le interesó ganar dinero con ellas y se distrajo un poco en las disputas. Afirmó: “No me preocupa que se robaran mi idea, me preocupa más que las personas no tengan las suyas propias”.

El reconocimiento del genio es una cosecha tardía.

Initialize ads

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Claudio Penso Consultores