El conmovedor mensaje de Facundo Conesa, el hijo de uno de los 9 héroes de la tragedia de Barracas

Eduardo Conesa, fue uno de los 9 héroes de la tragedia de Barracas. En cientos de incendios, miles de personas salvaron su vida a través de su coraje, pasión por su vocación y dedicación plena al servicio de su comunidad

Nuestro verdaderos héroes no están en la fantasía, en el cine, en los medios o expuestos a la luz pública. Quienes arriesgan el cuerpo y el alma por su prójimo, son seres silenciosos, ánimos, humildes, nobles y sus palabras son hechos.
 
Eduardo Conesa, fue uno de los 9 héroes de la tragedia de Barracas. En cientos de incendios, miles de personas salvaron su vida a través de su coraje, pasión por su vocación y dedicación plena al servicio de su comunidad.
 
Siempre se mantuvo en el anonimato, sólo con su desaparición física se reveló su identidad, su vida y su obra. Con el fin de rendir homenaje a su padre y hoy un ejemplo para toda la Argentina, Facundo Conesa de 18 años recordó a su papá, quien dejó un legado imborrable para quienes creen que la única forma de transitar la vida es siendo solidario.
 
Facundo, heredó la profesión de su padre y también sus enormes valores. Hoy tras el fallecimiento de Eduardo, no dejó de creer sino más bien todo lo contrario. Su papá es hoy, como lo fue siemore, su principal motivo de inspiración para salvar vidas.
 
Facundo, regresó a su trabajo y en su primer día le agradeció su padre haberle enseñado el "camino hermoso que es ser bombero". A través de su perfil de Facebook relató el orgullo de ser el hijo de Eduardo Conessa: “Hoy volvió a sonar la sirena, esta vez sí era por una emergencia y porque había gente que necesitaba de nosotros, los bomberos voluntarios. Esta vez me tocó ir corriendo solo por la calle totalmente inundada, corriendo sin parar hasta llegar al cuartel, solamente me detuve unos pocos segundos en una esquina para ayudar a una abuela para que no se caiga y seguí viaje".
 
Digno hijo de su papá, Facundo sólo se detiene para ayudar a quien lo necesite y luego sigue camino para continuar con su pasión solidaria. Su padre le enseñó todos los valores que profesa cada día de su vida.
 
"No pudiste estar físicamente pero sí en mi corazón y en mi espalda empujándome para que corra más rápido hasta el cuartel. Te busqué pero no te encontré para que subamos al auto e ir tras ese sonido que tanto amabas", recordó el joven.
 
Además, agrego: "En el momento que escuché la sirena justo atendía el teléfono que llamaban a casa, lo dejé en la silla, agarré mi remera y le di un beso a mi vieja, otro a mi novia, acompañando ese beso con un te amo para cada una, y salí al llamado de esa sirena", sostuvo Facundo, quien también publicó fotos acompañadas por el escudo de Racing, club del que era hincha la familia.
 
La carta que describe el orgullo de ser hijo de Eduardo, no sólo conmueve sino que inspira e insta a ser mejores. Facundo, lejos del abatimiento evoca la figura de su papá como un hombre que con su vocación dio la vida por su prójimo: "Cuando di la vuelta en la esquina de mi casa se me cayó una lágrima pensando en vos viejito, y esa lágrima más tu fuerza me dieron fuerzas para llegar a tiempo y poder ayudar a los que necesitaron en esta intervención. Viejo querido, gracias por haberme dejado este camino tan hermoso que es bomberos. Te amo, héroe",

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano