Como sentimos lo que vivimos?: Comunicación Asertiva

Comunicación Asertiva. Su influencia en los vínculos

La comunicación en el ser humano es una necesidad, dado que es un ser sociable, el hacerse entender y entender con quienes se vincula es una función primordial que va desarrollando en el trascurso de su existencia.

¿Qué sucede en este aspecto?

Sucede que no siempre esa comunicación da los resultados que esperamos. Esto puede ser la consecuencia de distintos factores, teniendo en cuenta que :

* Cada persona percibe la realidad de una forma particular.

* La forma de expresar lo que se quiere comunicar puede que no sea la más adecuada.

* La comunicación que se recibe puede que no sea correctamente comprendida.

Estos obstáculos en la comunicación, pueden llevar a las personas a dar distintas respuestas como, el aislamiento, la sumisión, el enojo, la agresión, etc.

Cuando hablamos de una comunicación asertiva, hablamos de una comunicación madura. La madurez refiere a la autenticidad, el respeto por uno mismo y por los demás, la certeza y la forma en que estos aspectos se conjugan para expresar algo claramente y en forma apropiada a la situación y a quien recibe el mensaje.

De esta manera este tipo de comunicación permite crear empatía en el vínculo, por lo cual se incrementan las posibilidades del entendimiento y brinda mayor efectividad en la emisión y recepción de lo que se expresa.

¿Qué es necesario para nuestra comunicación sea asertiva?

Es necesario que la idea de aquello que deseamos o necesitamos expresar, sea en primera instancia clara para nosotros mismos, para luego poder emitirla claramente al otro. El objetivo es que el otro me comprenda en el mensaje. La autenticidad está vinculada a nuestro verdadero deseo y sentir, no podemos expresar asertivamente aquello de lo cual aún tenemos nuestras propias dudas. En tal circunstancia lo favorable es plantear la duda.

El dar respuesta de este tipo nos exige también el compromiso que implica el expresar algo que sentimos, deseamos o pensamos y asumir la responsabilidad de lo que emitimos, tanto por nuestros aciertos como por nuestros errores. Quien puede hacer este tipo de comunicación un hábito en la vida cotidiana, seguramente verá profundamente favorecidos los vínculos interpersonales en todos sus ámbitos: laborales, familiares, amistosos.

La asertividad tiene su punto nodal: “ el autoconocimiento”. Al conocernos en profundidad podemos expresar hábilmente lo que creemos, sentimos, pensamos, respetándonos a nosotros mismos, asumiendo nuestra su responsabilidad y respetando las diferencias de los otros.

Link: http://www.argcounseling.blogspot.com.es/2011/10/como-sentimos-lo-que-vivimos_18.html

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Clr. Graciela Taffarelli