Cómo decirle adiós a la depresión

Despierta tu alegría. Las herramientas para salir de la depresión están en cada uno de nosotros. Con ayuda profesional o a través del auto descubrimiento, se puede salir adelante.


Por Chaimar Mojica
@chainathy
:: Venezuela ::

La depresión es considerada clínicamente como una enfermedad. Sin embargo, en determinados casos, puede revertirse con las mejores medicinas: la alegría y una actitud positiva en la aceptación y la resiliencia. Si bien esta condición merce ser tomada con toda seriedad desde el punto de vista médico científico, hoy en día también se aborda desde la mirada de la inteligencia emocional y la espiritualidad. En la actualidad, terapias como el Counseling o el ECP (Enfoque Centrado en la Persona) son cada día más utilizadas para tratar a los pacientes, antes que su estado de ánimo se transforme en una patología crónica. La depresión se diferencia de la tristeza, porque ésta no parece menguar, pero muchas veces, salir de ese agujero es una decisión personal.

Por qué se produce la depresión

No siempre la tristeza corresponde a la pérdida de un ser querido, también hay duelos que suelen arropar a la persona en un letargo profundo, donde no encuentra sentido ni ánimo de vivir, como por ejemplo:

Empleo: Perder un empleo, que representaba esa zona de confort, que te obliga de pronto a sacudirte e ir por el cambio, pero del que aún no tenías consciencia de emprender, es motivo de depresión. No obstante, posterior al duelo y la aceptación, sucede el despertar y el hacer que suceda esa construcción de lo que realmente mereces, un buen empleo en el que puedas proyectarte y desarrollarte no sólo laboralmente, sino personalmente.

En este contexto, además es motivo de tristeza prolongada, sentirse estancado en un sitio o empleo que no te agrada, pero por más que tocas puertas nada cambia. La depresión puede ser incluso la oportunidad de darte cuenta y preguntarte, qué te sucede, qué debes sanar, qué puedes mejorar para materializar tu anhelo, que hasta ahora no has hecho.

El Amor: O mejor dicho el desamor, es un motor para la depresión sobre todo en la sociedad moderna, que cree enamorarse, cuando en realidad se está deslumbrado. Para evitar rompimientos que te lleven a la tristeza profunda y a cerrarte por completo a la visita de cupido, comienza por cultivar el amor propio. En la vida nos topamos con espejos, cuando sepas quien eres, sabrás que deseas, y eso incluye a la persona o compañero de vida. Las rupturas son oportunidades para amarte y poder amar.

Cuando se va una mascota: Las personas que han compartido buenos años de su vida con un animal, como un perro o un gato -quienes suelen ser los domésticos más comunes- y a quienes incluso se les celebran cumpleaños, se llevan a vacacionar o simplemente son la mejor opción para descansar junto a ellos y acariciarlos; pues se convierten en un integrante más de la familia, dejando un gran vacío cuando parten físicamente.

El amo suele decir que jamás volverá a acoger a un cuadrúpedo por el dolor que representa su partida, y es allí cuando sucede la depresión. Pero el re enfoque tiene lugar en ese momento, verlo de la manera positiva. Para ti, que perdiste al compañero fiel, toma en cuenta que hiciste de sus años de vida los mejores, y que muchos animales en situación de calle no tienen la oportunidad de experimentar abrigo, alimentación y lo más importante amor, así que por qué cerrarte a dar felicidad a otro canino o felino.

Opciones para experimentar alegría todos los días

Cuando estás triste, tienes todo el derecho a sentirte así y vivir el duelo, pero si estás deprimido toma consciencia y comienza por establecer horarios para activarte en positivo, aunque el resto del día te encuentres desanimado. De a pequeños intentos se comienza a restablecer la salud emocional.

Estimula tus sentidos, eres energía

  • Lunes: Ver una película, este será tu momento para estar visualmente agradado.
  • Martes: Escucha tu música favorita, activa la audición con buenos temas. Psicológicamente tu cerebro se motiva, se relaja y se alegra cuando oyes canciones especiales.
  • Miércoles: Dale movimiento a tu cuerpo, ejercítate, y si no puedes ir al gimnasio, caminar o bailar. Y si por alguna condición especial o reposo no puedas hacerlo, opta por un masaje.
  • Jueves: Date un gustito, rompe la dieta sin remordimiento pero sutilmente, toma un rico café, come un postre, di hola al sentido del gusto con una exquisitez.
  • Viernes: Combina los sentidos, eres una gama de bondades por aprovechar, las herramientas las tienes tú y son gratis. Arma una buena reunión con amigos, tu mejor amigo o tu pareja. Comer, conversar o ir al teatro hará click en todos tus sentidos.
  • El fin de semana: Sé libre y tras haber hecho un horario para tus actividades, puedes optar por las que desees. Los momentos de ocio permiten que sanes, medites, perdones. Realiza afirmaciones positivas como: me amo, me acepto, yo puedo, sobre todo frente al espejo, esto permitirá tu expansión.

De la mano con el especialista

El psicólogo clínico Joel Rincón, destaca que los seres humanos pueden verse afectados por las circunstancias que ocurren en los diversos escenarios que conforman la realidad, ocasionando la depresión, al no aceptar dicha realidad o no contar con las herramientas para cambiarla. En este sentido, es ideal la terapia conversacional para construir el darse cuenta. Además cuando el cuadro lo amerite, el profesional médico, pautará los medicamentos necesarios para atender el diagnostico.

  • Terapia conversacional: El especialista en la salud mental te ayudará a ver por ti mismo las razones de esa tristeza prolongada que se ha convertido en depresión y juntos crearán un plan idóneo para romper con esas creencias limitantes, a fin de fluir y evolucionar, partiendo de una charla en la que tú y tus emociones son las protagonistas. A la terapia también pueden unirse los familiares o seres queridos que convivan con el paciente, así comprenderán también como interactuar con él en este proceso de sanación.
  • Medicación: Con el respaldo del profesional de la salud, los antidepresivos no tienen por qué crear dependencia. El especialista disminuirá paulatinamente la dosis en cuanto estés mejorando, y finalmente dejes de lado esa opción. Simplemente actuará como mejora al cerebro. Si el cuadro depresivo es clínico y requiere medicación, los fármacos prescriptos por un profesional son necesarios, al igual que en la atención de otros órganos.

El frasco de la felicidad

Paulatinamente la felicidad sucederá de manera natural, recuerda que la vida se compone de momentos que tú mismo puedes crear. Y no digas tuve un mal día, tal vez habrás tenido un mal momento en esas 24 horas. El frasco de la felicidad puede ayudarte a estar consciente de ello. Consiste en hacer anotación de una cosa positiva diariamente e introducirla en un frasco que vaciarás y releerás luego de seis meses. Esto puede ser simplemente: conocer a una persona, una palabra amable, una buena calificación, encontrar donde aparcar, etc. Luego de esos meses, verás que has experimentado esa felicidad que tanto buscas pero que sucede delante de ti con pequeños detalles.

El Universo comienza en cada ser humano que desee cambiar su vida en positivo

No te escondas del sol cuando está allí para llenarte de luz. No bajes tu vibración cuando tú puedes elevarla.

El cuerpo humano es perfecto y así lo ha hecho la Divinidad o esa fuerza superior en quien decidas creer y llamarla de tu forma predilecta, que te haga conectarte con la luz y la armonía. Aunque no lo veas, el mundo espiritual está allí para apoyarte en los momentos de duelo o cuando sientes que te derrumbas, muchas veces sin motivo aparente.

La Divinidad hace que tu cuerpo y alma pierdan fuerza vital para que te encuentres con tu esencia, transformando el dolor en amor, esas ganas de ser un ermitaño, no sabiendo por cuanto tiempo. Sucede para que en lugar de auto-flagelarte, hagas silencio y te auto descubras, te impulses en ese trampolín llamado tristeza, pero ¿sabes hacia dónde?

“Los mejores comienzos vienen de los peores finales” solía decir Bob Marley, una frase que cobra sentido cuando despiertas tu consciencia.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram