Celebraciones y rituales de navidad en la Argentina y en el mundo

Si bien en la mayoría de los países del mundo la nochebuena es una fecha de reunión y celebración, el símbolo argentino en torno al 24 de diciembre es su modo de festejo.

Navidad en Argentina

Si bien en la mayoría de los países del mundo la nochebuena es una fecha de reunión y celebración, el símbolo argentino en torno al 24 de diciembre es su manera de festejar.

Celebrar hasta altas horas de la noche, compartir regalos cuando apenas dan las 12 o la reunión de familiares, amigos y vecinos que encuentran en la nochebuena la oportunidad para la comunión y el encuentro.

Así se festeja la víspera de la navidad en la Argentina en dónde, por sobre todas las cosas, prima la reunión con los afectos. El espíritu navideño en el país comienza el 8 de diciembre, el día de Inmaculada Concepción de la Virgen María, fecha en la que se arma el árbol navideño. La costumbre es decorarlo junto a los niños quienes además realizan sus pedidos a través de cartas dirigidas a Papa Noel que son entregadas a sus padres o bien colocadas en botas navideñas colgadas en las chimeneas o en las paredes de sus casas.

La cena navideña se realiza en promedio a las 10 de la noche y después de la ceremonia de apertura de regalos a las 12 de la madrugada, la celebración recién comienza. Hasta altas horas los argentinos festejan en sus hogares o bien comienzan a visitar familiares, amigos y vecinos para compartir la nochebuena.

La navidad en los Estados Unidos

En el país del norte, la nochebuena se caracteriza por la intimidad familiar y tiene una duración más acotada que la de la Argentina.

Su austeridad posee un origen histórico. Los primeros puritanos de Nueva Inglaterra consideraban inadecuado realizar una celebración prolongada y bulliciosa, ante el significado espiritual que significa la navidad para la religión católica

La consideración esgrimida por este grupo social impactó de tal forma en los Estados Unidos que en 1659, la colonia de Massachusetts tipificó como delito la celebración de la navidad en los estados de Nueva Inglaterra y Pensilvania y por lo tanto, el 24 y el 25 de diciembre fueron por algunos años días laborables.

Aunque en la actualidad la navidad se celebra en los Estados Unidos, este hecho histórico refleja de cierta manera la idiosincrasia del ciudadano norteamericano durante la nochebuena.

La víspera de la navidad en los Estados Unidos se celebra a partir de una reunión estrictamente familiar, en la cual se comparte una cena y generalmente, culmina antes de las 12. Los obsequios se abren el día 25 de diciembre por la mañana.

Rituales europeos en navidad

En España la navidad también se celebra con la familia. El espíritu navideño en este país comienza a mediados del mes de noviembre cuando en las plazas de sus ciudades se realizan representaciones de la Sagrada Familia y el nacimiento de Jesús de Nazareth. Esta es una costumbre muy importante y representativa de la cultura española y es auspiciada por algunos municipios que realizan concursos para elegir la mejor representación en vivo.

Además, en los pueblos del interior los niños son protagonistas cantando villancicos en las calles y recibiendo a cambio dulces preparados para la ocasión.

En Alemania la tradición durante el 24 de diciembre es recibir a la familia con una mesa adornada con galletas y muñecos realizados con fruta o jengibre. La costumbre más significativa en este país se encuentra representada por los niños, quienes colocan en las ventanas de las casas, cartas a "Christkind", quien les llevará un regalo durante el trascurso de la nochebuena.

Uno de los países europeos que concentra una gran mayoría de personas que profesan la religión católica es Irlanda. En este marco, las tradiciones navideñas adquieren gran protagonismo y relevancia. Uno de los rituales característicos es colocar una vela en la entrada de los hogares. Esta vela es encendida el 24 de diciembre por el niño más pequeño de la casa. Representa un símbolo de bienvenida a la Sagrada Familia y cuando termina la celebración sólo podrá ser apagada por una niña o una mujer que se llame María, representando y homenajeado la identidad de la Virgen María como madre de Jesús de Nazareth.

Una de las celebraciones navideñas más originales sucede en Polonia. Allí, el festejo de la nochebuena se realiza a partir de la representación de un pesebre que incluye, en su teatralización, la inclusión de títeres. Las marionetas acompañan el nacimiento de Cristo y refuerzan el relato a través de su caracterización de diversas figuras relacionadas con este acontecimiento religioso.

La cena navideña se realiza junto a la familia y es una costumbre típica en Polonia colocar sobre la mesa un cubierto de más, como símbolo de generosidad y comunión.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram