Ayurveda: Un tratamiento de 3 mil años de antigüedad que atrae turistas con stress

La costa sudeste de la India es la cuna de la Ayurveda.

Las playas de Kerala son desde hace mucho tiempo unas de las más visitadas de la India, pero un nuevo tipo de turistas acuden hoy a la región, atraidos por los benéficos efectos de un tratamiento milenario.

La costa sudeste del país es la cuna de la Ayurveda, tradición médica que remonta a 3.000 años de antigüedad y que combina el tratamiento con hierbas y los masajes. Esta medicina tradicional se ha convertido recientemente en un lucrativo negocio.

El auge de la "industria" de la Ayurveda ha transformado el sector hotelero de Kerala, donde toda localidad turística que se precie debe tener su clínica especializada. Algunos establecimientos la han convertido en su principal argumento turístico y proponen curas de rejuvenecimiento de una semana.

Las páginas de reservas por internet están llenas de información, que van del pequeño salón al establecimiento de cinco estrellas, en las que se promete curar casi cualquier cosa, desde problemas digestivos hasta la impotencia. Incluso los grandes hotles de Cochin, como el Brunton Boatyard, cedieron a la moda. "Era lo que deseaban los clientes, para ellos es un servicio de lujo, como una sala de gimnasia o un café internet", explica su administrador, Erine Louis.

En el hotel Samudra, situado en la playa de Kovalam, el número de turistas extranjeros es cuatro veces superior al de turistas indios, y el 80 por ciento de los primeros vienen para seguir un tratamiento ayurvédico.

La moda hizo surgir por supuesto todo tipo de charlatanes y estafadores atraidos por el lucro fácil. Y, al mismo tiempo, desencadenó las críticas de los verdaderos especialistas de la Ayurveda, que se indignan por los precios pedidos por los hoteles por tratamientos rapidísimos que nada tienen que ver con las curas tradicionales.

"Nuestro trabajo es curar a la gente y prevenir las enfermedad, no distraer a los turistas", argumentó uno de ellos. E incluso algunos que trabajan en hoteles se muestran críticos con la comercialización extrema, "La Ayurveda es un arte de vida. Yo no hago negocios, yo atiendo pacientes", afirma el doctor Prasomth, médico del establecimiento.

En teoría, una cura de Ayurveda debe durar un mes y, después del diagnóstico, incluye una sabia mezcla de masajes, tratamiento con aceites medicinales sobre la piel, ejercicios de yoga, infusiones y un régimen especial de alimentos.

En realidad, la gran mayoría de los turistas se contentan con un masaje de una hora por día durante unos días. El doctor Franklin, especialista de Ayurveda y director del Panchakarms Institute du Kerala, no oculta su indignación: "Se necesitan años para dominar la Ayurveda. Es una ciencia y hay que respetarla. No es un filón para empresarios", afirma.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram