Argentina apuesta a cambiar su matriz energética y uno de sus objetivos es "llenar la Patagonia de molinos eólicos".

"Tenemos que llenar la Patagonia de molinos". Con este contundente mensaje, el presidente Macri abrió el llamado a licitación para la primer ronda del Plan RenovAr, que busca ser una respuesta al desafío global de generar energía con menor impacto ambiental.

El gobierno argentino dió inicio al Proceso de Convocatoria Abierta para la contratación, en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), de energía eléctrica de fuentes renovables de generación, bajo el programa “RenovAr-Ronda 1”, realizado en el Centro de Información y Formación Ambiental (CIFA) de Villa Soldati.

%%adsense%%

“Nosotros les vamos a demostrar todos los días, con coherencia y con seriedad, que están en lo correcto y que la Argentina es un país de mucho futuro para los argentinos y para todos aquellos que nos quieran acompañar”. señaló el presidente argentino a aquellos que inviertan en el país en el marco de esta nueva convocatoria.

Hoy, para generar energía Argentina no llega a 2% de fuentes renovables y con este plan nos proponemos llegar a la meta de 20% en 2025.

El llamado a licitación pública tiene por objetivo la incorporación de 1.000 megavatios de potencia que se suman a la oferta energética del país, en un plazo de hasta 24 meses, con una inversión estimada de entre 1.500 y 2.000 millones de dólares.

Nuestro país tiene una enorme potencialidad, estamos entre los principales países del mundo para generar energía solar y energía eólica. También más biomasa, recuperar la basura y generar energía a partir de la basura. Y a esto estamos convocando a las empresas, a que inviertan en este proceso para que nos lleve, como país, en que hoy tenemos menos del 2 por ciento de las energías que consumimos, como las energías renovables, al 20 por ciento en el 2025.

Se estima que la puesta en marcha de estos proyectos, no sólo incrementará la soberanía energética del país, sino que creará entre 5 mil y 8 mil nuevos puestos de trabajo.

RenovAr es un plan que busca transformar la matriz energética Argentina para cuidar el ambiente. Esta primera etapa implica más que duplicar la potencia instalada de energías renovables en Argentina.

El objetivo es reducir dos millones de toneladas de dióxido de carbono por año y a su vez, producir un ahorro de 300 millones de dólares por los combustibles que el país dejaría de importar al generar esta energía limpia.

El comienzo del proceso anunciado hoy por el Gobierno se da en el marco del Régimen de Fomento Nacional para el uso de fuentes renovables de energía, que estableció la ley 27.191.

Actualmente las energías renovables proveen el 1,8 por ciento de la demanda eléctrica nacional y el nuevo marco regulatorio para el sector se fija como meta elevar progresivamente la oferta hasta alcanzar un 4,5 por ciento en 2019 y un 20 por ciento, equivalente a 10 mil megavatios, en 2025.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Fuente: Casa Rosada Argentina