Alumnos secundarios construyen autos ecológicos y emprenden una carrera por todo el país

La iniciativa comenzó en el 2012 cuando el Automóvil Club Argentino (ACA) y la empresa Sportilink, convocaron a los docentes y estudiantes a participar de un proyecto cuyo principal objetivo es enseñar a los jóvenes la importancia sobre el cuidado del medio ambiente

Unidos bajo la consigna de crear proyectos innovadores para preservar el medio ambiente, estudiantes de escuelas técnicas de toda la Argentina acompañados por sus docentes crearon 34 prototipos de autos ecológicos que hoy son protagonistas del Primer Campeonato Argentino de Autos Ecológicos “Desafío Eco”.
 
La iniciativa comenzó en el 2012 cuando el Automóvil Club Argentino (ACA) y la empresa Sportilink, convocaron a los docentes y estudiantes a participar de un proyecto cuyo principal objetivo es enseñar a los jóvenes la importancia sobre el cuidado del medio ambiente, la investigación de sistemas de transporte no contaminantes y el trabajo en equipo, como el método para lograr con efectividad y solidaridad la concreción de metas sustentables.
 
Todas las escuelas técnicas participantes dieron inicio al Desafío Eco a través de una carrera a pie que partió del Obelisco en la ciudad de Buenos Aires, con el fin de dar a conocer la iniciativa que finalmente se materializó el pasado domingo en Puerto Madero.
 
La carrera fue la primera de la etapa inicial del Primer Campeonato Argentino de Autos Ecológicos, que continuará el próximo domingo en San Isidro y recorrerá distintas provincias argentinas para culminar su circuito en Potrero de los Funes, San Luis el próximo 13 de octubre.
 
El ganador será quien sume la mayor cantidad de puntos al finalizar las distintas carreras. En esta primera etapa del proyecto, que continuará el año próximo, participaron escuelas técnicas de la Ciudad de Buenos Aires; de las provincias de San Luis, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, y una de la localidad de Soriano, en Uruguay.
 
Desafío Eco inculca valores y conocimientos a favor de la preservación del medio ambiente, siendo una experiencia educativa para los alumnos quienes a partir de ahora han aprendido y practicado nuevas tecnologías aplicadas.
 
La empresa a cargo del proyecto les brinda a los alumnos un motor eléctrico, baterías, ruedas, un acelerador y un presupuesto de 1500 pesos para la compra de la estructura de caños, y que así puedan contar con los recursos para diseñar y construir los automóviles.
 
Todos los autos construidos por los alumnos son del tipo “Emisión Cero”, es decir no emiten gases contaminantes y participan de una carrera de dos horas en el marco de un campeonato que no mide la velocidad sino la eficiencia. Es decir, el ganador es el corredor que lograr realizar todo el circuito con una sola carga de batería y así debe saber y comprender cómo maximizar la energía.
 
Los autos fueron construidos durante un trabajo interactivo entre alumnos y profesores que compartieron experiencias y conocimientos para crear juntos un móvil para mejorar y cuidar el medio ambiente.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Por Eugenia Plano