Afirman que desciende el tabaquismo en todo el mundo

El tabaquismo ha bajado en todo el mundo, tanto en hombres como en mujeres, según un estudio del Global Burden of Disease publicado en la revista The Lancet.

El aumento proporcional del control de tabaco, especialmente después de la adopción del Framework Convention for Tobacco Control Marco de convenio para el control del tabaco de la OMS, es un logro de la salud pública. Sin embargo, fumar es el principal riesgo de muerte a temprana edad y discapacidad en el mundo, y por lo tanto continua requiriendo un comprometido apoyo político. El Estudio de la Carga Global de Enfermedades, Traumatismos y Factores de riesgo, ofrece una sólida plataforma en el que se evalúa el progreso nacional, regional y global para alcanzar el logro de objetivos relacionados al tabaquismo.

El descenso ha sido del 28% para los hombres y del 34% para las mujeres entre 1990 y 2015, señala el estudio, basado en los patrones de tabaquismo de 195 naciones.

En 2016, uno de cada cuatro hombres y una de cada 20 mujeres fumaba a diario, cuando hace 25 años lo hacían uno de cada tres hombres y una de cada 12 mujeres, revela también el estudio.

Telemedicina: una alternativa para dejar de fumar

Telemedicina: una alternativa para dejar de fumar

Sin embargo, el estudio advierte que la mortalidad por tabaquismo puede aumentar debido a la agresividad de las compañías tabaqueras. El tabaquismo causa una de cada diez muertes en todo el mundo, la mitad de ellas en China, India, Estados Unidos y Rusia.

El número de muertes atribuidas al tabaco (6,4 millones en 2015) aumentó un 4,7% en el mismo período debido a la creciente población mundial.

Conclusión de la Fundación Bill & Melinda Gates

El ritmo de progreso en la reducción del predominio del tabaquismo ha sido heterogéneo entre las distintas regiones geográficas, el estado de desarrollo y el sexo, y como se resalta en las tendencias más recientes, el mantenimiento de las tasas de disminución pasadas no debe darse por sentado, especialmente en mujeres y en bajos y medios países de la IDE. Más allá del efecto de la industria del tabaco y de las costumbres sociales, un reto crucial de cara a las iniciativas de control del tabaco es que las fuerzas demográficas están en condiciones de aumentar el número de fumadores en todo el mundo, a menos que se logre acelerar sustancialmente el progreso en la prevención de la iniciación y, por otro lado, la promoción del abandono. Es posible lograr un mayor éxito en el control del tabaco, pero requiere políticas efectivas, completas y adecuadamente aplicadas, que a su vez podrían requerir niveles de compromiso político a nivel global y nacional, más allá de lo que se ha logrado durante los últimos 25 años.

Fuente: The Lancet

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción