A veces los números se equivocan

Las estadísticas nos dicen cuál es la tendencia. Números que suman y restan aquello que pareciera pasarle a una gran mayoría.

De vez en cuando algún estudio nos habla de cómo distintas áreas de nuestras vidas siguen alguna línea. El amor es una de las ramas estudiadas por sociólogos, psicólogos, psiquiatras y médicos, entre otras especialidades.

Las estadísticas nos dicen cuál es la tendencia. Números que suman y restan aquello que pareciera pasarle a una gran mayoría. El periodismo, tampoco queda fuera de esta necesidad de poner en números un sentimiento como el amor.

Este es el caso, de la Dra Luisa Dillner que además de ser profesional de la salud es columnista del diario británico The Guardian. A partir del interrogante "¿Qué pasaría si existieran estadísticas para enfrentar el amor?" decidió poner manos a la obra y escribir el libro "El amor en números".

Algunas de sus conclusiones más sorprendentes fueron: "El 80% de las personas volvió a reencontrarse con su primer amor. Nueve meses es lo máximo que duran las parejas que no son igualmente atractivas, tomando en cuenta físico, personalidad y dinero. El 33% de las personas que tuvieron una relación estable y con hijos vuelve a estar juntas tras una separación".

Otros datos que arrojó el estudio de la Dra. Dillner fueron que el 26% de las personas que ya no tienen sexo con su pareja, porque a él o a ella ya no le interesa, optan por tener un amante. Por otra parte, el 50% de las parejas estadounidenses se separan después de los 7 años de matrimonio. Sobre este punto la columnista de The Guardian afirma que la famosa comezón del séptimo año, sucede ya ese es el tiempo que nos demoramos en decepcionarnos el uno del otro, lo que implica que si el hombre y la mujer logran aceptar los defectos y debilidades de su pareja podrían superar con éxito esta etapa.

Con respecto a Latinoamérica, Dillner se refirió a las parejas chilenas: entre un 15 y 20 por ciento duran para toda la vida, mientras que un 80 por ciento durarían entre 8 y 12 años promedio. En el rubro cuanto tiempo tardamos en encontrar una pareja, los chilenos lo hacen en 2 años y los argentinos en 3.

Pero, en cuestión de amor ¿las estadísticas reflejan exactamente el cuadro de situación? O en realidad, ¿la construcción de una relación es una experiencia tan personal que aquí los números juegan un rol secundario?

Sin dudas, las tendencias existen y son una muestra de cómo la sociedad se inclina hacia ciertos usos y costumbres. Pero, afortunadamente, en cuestiones de amor todavía hay millones de historias que parecen contradecir a una visión un tanto pesimista que las estadísticas reflejan.

Es una realidad que el número de divorcios o separaciones han crecido en las últimas décadas. Aunque, a estos números se les escapa un capítulo. La mayoría de estos hombres y mujeres que atraviesan un quiebre luego siguen adelante. Si hay un signo que caracteriza estos tiempos es la libertad de elegir en el amor. Así, a pesar de todas las estadísticas que reflejan los aspectos más negativos, las relaciones ya no son una imposición social o un paso que hay que cumplir para poder pasar con éxito la mirada de los otros.

Ya no hay impedimentos para poder enamorarse genuinamente y compartir la vida con la persona que realmente amamos. Sí, podemos equivocarnos y volver a intentar. Y quizá ésta sea la cualidad más fantástica del amor, que podemos encontrarlo cuándo menos lo esperamos: en la adolescencia, en la juventud, en la adultez, tras experiencias fallidas o después de un primer gran amor. Siempre está ahí, y eso se le escapa a cualquier estadística.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Instagram