Zafrán, la empresa de alimentos que propone combatir la obesidad infantil

La evolución de un modelo de negocio sustentable y amigable con la comunidad, que tiene como misión acercar a los chicos a hábitos de alimentación saludable.

Nito Anello y Charlie Rivero Haedo comparten un sueño: mejorar la alimentación de las personas. Estos dos amigos, en 2012 llevaron a la realidad un emprendimiento distinto. Con una inversión inicial de 50 mil pesos fundaron zafrán con una visión global y de futuro, de la mano de la concientización social y ambiental

En 2017 se suma Diego Salmain. Con su incorporación, zafrán comienza a ofrecer productos como barras y snacks de frutos secos, granolas y galletitas de diferentes sabores, que se comercializan en grandes cadenas de supermercados, dietéticas, farmacias y venta on-line.

En 2019, habiendo inaugurado su nueva planta de barras de frutos secos en Buenos Aires, duplicaron la facturación respecto del año anterior, cerrando el año en más de 30 millones de pesos. En 2020 lanzaron zafranito, su primera línea de productos orgánicos para chicos con el fin de combatir la obesidad infantil y certificó como empresa B, siendo ya parte de una comunidad global comprometida con el triple impacto.

La obesidad infantil es un desafío de salud pública, que trae dificultades motrices, problemas de autoestima y en el rendimiento escolar y a la vez es causal de enfermedades crónicas no transmisibles, que son la primera causa de muerte en el mundo.

zafranito lleva a cabo este propósito con su primer producto certificado orgánico, unas ricas galletitas 100% integrales. Son elaboradas con materias primas orgánicas, sin plaguicidas ni fertilizantes sintéticos y sin manipulación genética. Están endulzadas con miel y fruta, son fuente de fibra y bajas en grasas saturadas y sodio. Vienen en dos sabores, vainilla y chocolate, en presentaciones individuales (28 gramos) y para compartir (150 gramos).

La propuesta de zafranito pretende ayudar a madres y padres a inculcar hábitos honestos; esos que se contagian con la palabra y el ejemplo, como cocinar en casa, consumir verduras y frutas frescas, hacer deporte, jugar, tener una huerta, reciclar, etc. Se trata de una serie de actividades que generan felicidad y mejoran la salud de quienes las practican.

"Estas ricas galletitas son sólo el primer paso de un largo camino con el propósito de combatir la obesidad infantil, inculcando buenos hábitos y reeducando el paladar sobre endulzado de los más chiquitos. Como padre me hace ruido que un médico regale caramelos como un premio o que en los jardines de infantes haya un día a la semana de comida saludable, ¿y el resto de los días qué es?”, dice Nito Anello, cofundador de zafrán. “Quiero que zafranito sea un aliado de esos padres y madres que sienten algo parecido, que no quieren dejar la educación alimentaria librada al entorno y que entienden que de esta forma están cuidando a sus hijos.” afirma Nito, quién fue elegido recientemente por la revista Forbes como uno de los 30 emprendedores que construyen futuro en Argentina.

Este año la marca espera lanzar más líneas de productos que pueden encontrarse en todas las dietéticas del país y los principales supermercados. También se puede adquirir en su tienda online.

Un negocio con propósito de triple impacto

Esta mirada integradora logró el mes pasado la certificación como Empresa B, un reconocimiento a su triple impacto positivo en el mundo. La propuesta alimenticia es volver a lo simple, quitando tanto ingredientes como procesos que están de más. Desde 2014, elabora granolas en la Asociación Civil Andar, que mejora la vida de personas con discapacidad permitiéndoles acceder a un trabajo, deporte, cultura, arte y salud, afianzando también sus vínculos familiares. En 2019 inauguró su primera planta propia de barras de frutos secos y continuó su vocación inclusiva, dando trabajo a través de diversos programas a personas que pasaron por situación de encierro. Este año se encuentra en el desarrollo de envases biodegradables e incursiona en el mundo orgánico de la mano de zafranito para seguir mejorando su impacto ambiental.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram