Seis consejos para controlar un ataque de pánico

Ideas que pueden ayudar a controlar los síntomas de un ataque de ansiedad

Un ataque del pánico se acompaña generalmente de una sensación de terror, tras la cual surge el temor de que puede volver a repetirse.

Los ataques de pánico afectan a millones de personas, que lo sufren en forma de síntomas físicos similares a los de un ataque cardiaco y que pueden ir acompañados de síntomas psicologicos hasta el punto de poder sentir la pérdida del contacto con la realidad.

Para intentar controlar sus síntomas, el primer paso es intentar prevenirlos.

  • La terapia cognitivo-conductual puede ser muy útil para ayudar a controlar los síntomas de un ataque de ansiedad. Utilizando técnicas de visualización, de relajación, o aprendiendo a controlar la respiración.
  • Enfrentar directamente los propios miedos es probablemente el mejor acercamiento al problema. Se pueden suprimir gradualmente las situaciones que causan el pánico, enfrentándolas. Para hacerlo con la mayor seguridad, es necesario recurrir a un terapéuta profesional, pues al hacerlo de manera incorrecta te puedes exponer a una reactivación de los ataques de pánico.
  • Dejar de lado el miedo y pedir consejo médico. Tener en cuenta que luego hay que seguir las indicaciones médicas.
  • Contactar con alguien que sufrió ansiedad y consiguió superar el problema.
  • Aunque sufras ataques de pánico crónicos o agorafobia, puedes mejorar tu calidad de la vida si consigues un poco de autocontrol sobre tus síntomas. El desorden del pánico no es un problema que suele ser permanente y en cualquier caso, puedes recuperar gran parte del autocontrol perdido.
  • Los antidepresivos pueden ayudar a conseguir reducir los ataques del pánico. No significa que los antidepresivos logren una curación completa, con lo cual es muy importante que consultes a tu médico sobre la toma de antidepresivos y la manera en que pueden ayudarte. Si estás experimentando ataques de pánico, la utilización de antidepresivos de forma precoz ayudarán a reducir el impacto de los síntomas y permitirán buscar una estrategia de tratamiento más sólida a largo plazo.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción