Se inauguró el Laboratorio Max Planck de Biología Estructural en Rosario

El Laboratorio Max Planck de Biología Estructural, Química y Biofísica Molecular que permitirá realizar estudios de resonancia magnéticas en células y, que dirigirá Claudio Fernández, quedó inaugurado ayer en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe.

Fotos: www.facebook.com/CFKArgentina

Durante la inauguración, el jefe de gabinete, Jorge Capitanich, expresó: “Acá ha habido una conjugación de esfuerzos en áreas públicas y privadas. Por eso quiero destacar que el equipo de resonancia magnética nuclear ha implicado una asignación de casi 1.3 millones de dólares”.

Según explicó, se trata del “equipo más potente de la República Argentina y que permitirá que en el país se puedan realizar estudios de resonancia magnéticas en células. Será uno de los grupos contados en el mundo capacitados en el mundo para estos estudios”.

Asimismo, Capitanich aclaró que el Ministerio de Salud de la Nación destinó, además, unos 300 mil dólares para la compra de microscopios de altísima resolución. “Lo que permitirá hacer estudios de búsquedas para fármacos en células vivas”, explicó Capitanich, para luego mencionar que la cartera nacional de Ciencia invirtió unos 1.3 millones de dólares para la compra de tecnología menor e insumos.

“La Universidad de Rosario ha hecho una inversión muy significativa para dotar de esta infraestructura edilicia compatible”, agregó el ministro coordinador, para luego recordar los aportes del Conicet y la Fundación Max Plank.

Durante el acto, se emitió un saludo de uno de los premio nobel de la química 2014, Stefan Walter Hell, quien ganó la distinción por el desarrollo de la microscopía de fluorescencia de alta resolución. El químico alemán aseguró que es muy importante la instalación del laboratorio Max Plank en Rosario.

Por su parte, el ministro Barañao expresó que “los científicos en Latinoamérica tienen que tener dos caras como el dios Jano: una cara mirando hacia afuera, viendo lo que ocurre en el mundo, para ser competitivos y avanzar en el conocimiento. La otra cara debe mirar hacia adentro, hacia las necesidades insatisfechas de la población".

Luego agregó que “el desafío que tiene el científico argentino de cara a la sociedad que es quien financia su formación, es la solución de problemas concretos que permitan forjar un camino hacia la movilidad social ascendente”.

Acompañaron al jefe de ministros, los titulares de las carteras de Ciencia, Lino Barañao, y de Salud, Juan Manzur; como así también el secretario de Transporte, Alejandro Ramos; el secretario de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa, Santiago Rodríguez; el rector de la Universidad de Rosario, Dario Mariorana; el embajador de Alemania en la Argentina, Bernhard Graf von Waldersee; y el vicepresidente de ventas de Nikon USA, Jim Hamlin.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Fuente: Argentina.ar