Roaming de datos: conectividad a la distancia

Gracias a los smartphones y al servicio de roaming de datos, la comunicación resulta posible en términos en los que hasta hace muy poco tiempo no lo era.

Si hay algo que se puede apreciar con claridad en la actualidad es que la conectividad a la que se puede acceder es cada vez mayor, más completa y más abarcativa a nivel geográfico. Gracias a los smartphones y al servicio de roaming de datos, la comunicación resulta posible en términos en los que hasta hace muy poco tiempo no lo era.

A través del roaming de datos se puede, por ejemplo, navegar por Internet, utilizar las distintas aplicaciones que requieren de conexión a la red como WhatsApp y redes sociales, disponer del correo electrónico como medio de comunicación, y hasta lo más simple e indispensable como enviar y recibir mensajes de texto y llamadas.

En pocas palabras, lo que permite el roaming de datos es no quedarse sin conexión a la red de Internet, sin importar el lugar en el que uno se encuentre. Así, se garantiza el hecho de que un dispositivo móvil pueda seguir desarrollando sus funciones con normalidad a través del uso de una cobertura de red distinta de la habitual.

Esto resulta particularmente útil en aquellos casos en los que se debe viajar al extranjero, ya que, por lo general, la cobertura de las empresas de telefonía móvil es de alcance nacional. Mediante el roaming de datos, dicha cobertura se producirá como consecuencia de la relación con otra empresa prestadora de servicios.

Además, presenta la ventaja de que no es necesario cambiar de línea telefónica en el caso de que se salga del país.

Para poner en funcionamiento el roaming de datos, es indispensable que el mismo se configure de forma personal en el teléfono de cada uno.

Para esto, lo que se debe hacer es ingresar a la configuración de la red móvil del dispositivo y activar el ítem que dice “Roaming de datos”, siempre teniendo en cuenta que el nombre y la forma de acceso puede variar en función de los distintos teléfonos.

Es importante considerar que para activar el roaming de datos es necesario contar con el servicio de la empresa de telefonía móvil, lo que puede generar gastos extras al final de cada mes. Para evitarlo, las operadoras ofrecen distintos planes de roaming.

El costo del servicio de roaming de datos, por su parte, no es único sino que varía en función de las características ofrecidas. En relación a esto, hay varios aspectos a tener en cuenta. Por un lado, el valor depende de la cantidad de datos que abarque el plan, la cual puede ser diversa e incluir desde unos pocos Gigas o, en el otro extremo, más de veinte. Al mismo tiempo, la cobertura geográfica estará definida desde el momento en que se contrate el plan, lo que también influye en el precio del mismo. Algunas opciones ofrecen disponibilidad en unos pocos países cercanos como es el caso de los limítrofes, otras lo hacen para todo el continente americano, y también están las que pueden ser utilizadas tanto en América como en Europa.

Lo más aconsejable, en cualquier caso, es profundizar en todo lo que tenga que ver con el roaming de datos, ya sea antes de activarlo en el dispositivo o de llegar a un acuerdo con el servicio telefónico.

Resolver de antemano cualquier tipo de dudas es ideal para conocer todo lo referido a este mecanismo que permite estar conectado de manera inalámbrica en muchos otros países del mundo.

Asimismo, estar al tanto de cada uno de los detalles concede la posibilidad de aprovechar al máximo esta tecnología de comunicación.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción