Prevenir, mucho más que curar

La incidencia del factor genético sobre la salud tiene menos influencia en el futuro que el comportamiento y los hábitos incorporados durante la vida

La edad biológica puede disminuirse unos 14 años ¿Cómo? La fórmula no se trata de los remedios o “parches” contra la edad típicos de estos tiempos, como las cirugías y las dietas poco saludables. La respuesta es la incorporación de hábitos saludables a la rutina diaria.

El descubrimiento estuvo a cargo de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, en dónde un equipo científico evaluó la salud física y mental de 20.000 personas. El estudio determinó que los pacientes que no fumaban, realizaban actividad física de forma periódica y en su dieta diaria incluían frutas y verduras, registraron una notable diferencia entre su edad cronológica y su edad biológica, que determina el cuadro de salud general de un individuo.

La investigación advierte que una de las principales causas es la medicina preventiva, especialmente en los niños. La incidencia del factor genético sobre la salud tiene menos influencia en el futuro que el comportamiento y los hábitos incorporados durante la vida.

Pero, ¿qué es la medicina preventiva? ¿Cuáles son los hábitos y conductas que la definen como tal? La medicina preventiva es una rama de la salud que se aboca a la puesta en práctica de distintos controles, estudios y acciones cuyo objetivo es actuar antes de la aparición de una dolencia o patología. Una de sus funciones más importantes es crear en conciencia en el paciente y que sea una persona capaz de mantener en el tiempo una conducta coherente con la incorporación de hábitos saludables.

Uno de los factores que definen una buena conducta en este sentido, es la prevención. Además de lograr un estilo de vida saludable, el paciente debe incorporar el acto de realizar anualmente una serie chequeos médicos, que en la mayoría de los casos, pueden salvar su vida.

Una enfermedad detectada a tiempo sube el caudal de posibilidades y tratamientos para ser curada.

Pero, de la teoría a la práctica, ¿cuántos argentinos han incorporado la importancia de la medicina preventiva? La Argentina. ¿es un país con una cultura signada por la prevención? Las estadísticas, hablan por si mismas: 8 de cada 10 personas mueren en el país como consecuencia de enfermedades que pueden prevenirse. O en otras palabras, el 80% de los fallecimientos se producen por no haber detectado una patología a tiempo o no haber incorporado hábitos saludables.

Estos datos aportados por la OMS, advierten que la mayoría de las muertes se producen por enfermedades prevenibles y deja el descubierto la ausencia de una cultura de medicina preventiva en la Argentina.

Los índices registrados en el país coinciden con la estadística mundial establecida por la OMS: 36 millones de personas mueren en el mundo a causa de enfermedades prevenibles, siendo el principal motivo de fallecimiento en el planeta.

En el caso de la Argentina los factores de riesgo se vinculan a la falta de cuidado y la ausencia de una cultura preventiva con respecto a la salud. Más de la mitad de los argentinos, el 64.2% tiene sobrepeso; el 68% no realiza ejercicio físico; el 36,7% de la población tiene presión arterial elevada y el 23% consume a diario tabaco.

Estas cuatro variables son las responsables de las cuatro enfermedades que protagonizan el número de muertes por año en la Argentina: cáncer, patologías cardiovasculares, trastornos respiratorios y diabetes.

Es decir, la incorporación de hábitos saludables y además, a la llevar la práctica los preceptos de la medicina preventiva, como por ejemplo, realizarse un control médico anual, es fundamental para contar con una buena calidad de vida y curar a tiempo posibles enfermedades.

La toma de conciencia sobre la medicina preventiva es urgente, sólo lleva un instante que puede salvar tu vida.

Exámenes médicos anuales para mayores de 45 años

Laboratorio: Citología Hemática completa, Grupo Sanguíneo y Rh, Perfil de Lípidos con índice aterogénico, Química Sanguínea completa, Examen General de Orina, Coproparasitoscópico, VDRL, Determinación del Virus del Sida, Antígeno Prostático (hombres), Papanicolaou (mujeres).

Imagenología: Radiografía del Tórax, Ortopantograma, Ultrasonido del Abdomen Superior, Mamografía (mujeres).

Gabinete: Electrocardiograma en Reposo, Prueba de Esfuerzo, Espirometría, Densitometría de talón.

Valoraciones por Especialistas: Otorrinolaringología, Audiometría, Oftalmología, Odontología, Nutrición, Medicina Interna.

¿Te gustó? ¡ Compártelo !

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram