¿Por qué roncamos?

El ronquido se produce como consecuencia de una resistencia al flujo áereo en la vía aérea superior.

El ronquido es un fenómeno acústico que tiene lugar durante el sueño como consecuencia de la vibración de las estructuras nasoorales. Es consecuencia de una resistencia al flujo áereo en la vía aérea superior.

Debe ser motivo de consulta médica ya que puede ocultar un SAOS (síndrome de apnea obstructiva del sueño). Puede asociarse a enfermedades graves como:

  • Hipertensión arterial
  • Accidente cerebrovascular
  • Infarto agudo de miocardio

Su prevalencia es elevada en la población general, se estima que alrededor del 40% en los varones y el 20% de las mujeres, aumentando con la edad.

El ronquido recurrente (que se produce todas las noches) debe diferenciarse del ronquido ocasional provocado por el cansancio o el consumo ocasional de alcohol. El ronquido si se trata de este último debe ser tratado y cuanto antes mejor ya que se trata de un proceso evolutivo. La obstrucción que genera este si persiste implica otras estructuras del área ORL. El tratamiento puede ser mediante cirugía, radiofrecuencia, implante de paladar o CPAP.

Se asocia a obesidad, tabaquismo y obstrucción nasal.

  1. El sueño.
  2. Una obstrucción respiratoria parcial o total, que obliga al aire a pasar a presion para llegar a los pulmones.
  3. Los tejidos blandos (como el paladar o la base de la lengua) vibran al paso del aire forzado a presión.

Los ronquidos son un signo o señal de una alteración en la respiración y puede tener serias consecuencias.

  • El cuerpo no descansa
  • Deterioro de la calidad de vida
  • Hipertensión
  • Problemas cardíacos
  • El cerebro no descansa
  • Somnolencia
  • Cansancio
  • Estrés
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de memoria
  • La primera autoayuda contra el ronquido es:
  • Reducir de peso si es excesivo,
  • No comer alimentos pesados por la noche,
  • Consumir menos alcohol,
  • Fumar menos.

Puede ser una ayuda poner la cabecera de la cama en una posición alta (poniendo tacos bajo las patas de la cama, o aumentando el número de almohadas), así la posición de cuerpo se eleva y el ronquido reduce.

DAM: dispositivos de avance mandibular. Son uno de los tratamientos propuestos, actuan a nivel de la base de la lengua, permitiendo abrir el espacio retrolingual, pero no tienen efecto alguno si la obstrucción se localiza a otro nivel. Evitan el bloqueo del paso del aire avanzando suavemente la mandíbula y con ella a la lengua. Es el tratamiento recomendado por el Consenso Nacional de Apnea del Sueño. Existen algunos modelos como el Bionator, el Herbst, el Lirón y otros ect.

CPAP: presión continua de aire a presión. Son tratamientos muy efectivos porque actuan, al igual que los DAM, en el lugar de origen del problema. El CPAP lo hace inyectando aire a presión y así evita el bloqueo. Su problema es la incomodidad ya que obliga a dormir con una mascarilla conectada a una manguera y ésta a un compresor de aire.

Las drogas son poco efectivas porque no evitan el estrechamiento de la faringe.

Hay varios tipos de cirugía, y su objetivo es evitar la obstrucción en las vías aéreas superiores. Su utilidad es controvertida, pero ha demostrado que —bien indicada— es la única alternativa que puede curar este problema respiratorio.

 Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Síguenos en Instagram

Redacción